martes, abril 19, 2016

ANDRÉA LÉVY, "SEFARDÍ" (MI APOYO)

Andrea Lévy es una joven estrella ascendiente de la política española, emblemática en extremo de una nueva generación que ha crecido en lo platós televisivos (como así se la presenta en la Red) Su nombre, su apellido, el primero de ellos quiero decir, Lévy (Soler, de segundo) -judío, tan emblemático- incita fatalmente sin duda a algunos a echar el freno de mano ya de entrada, para qué andarnos con rodeos. No importa.

Me permito aquí partir una lanza a favor de ella, mayormente porque me cae bien su imagen en los medios -¿la cara no es acaso el espejo del alma?-, la impresión de juventud, de renovación juvenil que se desprende de ella. Y sobre todo porque la veo puesta ahora (injustamente) en la picota de algunos que no me entran, lo confieso, cargado de razones en lo que afirmo por supuesto.

No soy del PP vaya dicho de entrada. No provengo menos no obstante por razón de mi medio familiar y sociológico de procedencia, de un medio de votantes del PP -que votaban por aquel partido por múltiples razones y mayormente porque “era lo que había”- como me consta que lo fue mi difunto padre, y como tuve ocasión de proclamarlo (fuera de toda sospecha) en el pueblo de procedencia de mi familia paterna Mancha Real, entonces en manos del PSOE, en esa Andalucía que tanto elogia (¿o adula?) Óscar Bermán, por quien viene ahora el escándalo en el PP catalan, y que habrá arremetido ahora sin miramientos contra la joven político catalana por su condición (sic) de sefardita



Armando Robles -en la foto con el micro en la mano- me entrevistó a mí también en la concentración españolista de la Plaza de Cataluña el 12 de octubre del 2012. Por iniciativa no obstante suya o de quien fuera en la revista que él dirige -Alerta Digital- el caso es que mi entrevista sufrió el tijeretazo completo. Y esa revista tan sectaria -como así se mostró conmigo- arremete ahora sin miramientos por boca de un concejal catalán del PP (de apellido extranjero ¿judío?) contra la dirección del partido a nivel nacional y de la rama del partido en Cataluña, en los momentos sumamente tan delicados e inciertos (y peligrosos) que estamos viviendo. Nos gastaron ya una broma pesada -ellos o los sectores a los que representar dicen- tras los atentados del 11 de marzo, y ahora se ve que quieren gastárnosla otra vez, trayéndonos a Zeta Pedro como trajeron entonces a Zapatero en nombre del padre, del hijo, del espíritu santo y del papa (polaco) de Roma. Como decía Umbral, primos pero no tanto
Y lo afirmé en una conferencia que pronuncié en la casa de la Cultura de aquella localidad en contra la ley de la Memoria Histórica,en octubre del 2011. El cuaderno de agravios tan tupido en apariencia que vierte ahora el díscolo concejal del PP por la localidad barcelonesa de Palafols (en la cuerda floja), no sea mas que una cortina(tupida) de humo tal vez si bien se mira.

Como todo lo que se vende en esa publicación digital desde su nacimiento o desde que empezamos a oír hablar de ella algunos hace varios años y más particularmente desde que le metieron la tijera a una entrevista que ellos mismos me propusieron dese uno de los pódium que ocupaban con ocasión de la manifestación a favor de la Unidad Nacional de la Plaza de Cataluña el 12 de octubre del 2012 al que asistí, y que celebramos en presencia de una pequeña multitud mayormente jóvenes todavía concentrados en la plaza al final de acto que miraban curiosos y aplaudían, a mi y al locutor que me interrogaba -el responsable de la publicación Armando Robles- o a los dos a fe mía que no lo sabría decir. Lo cierto es que me censuraron sin miramiento alguno todo lo que declaré en al entrevista. Sin duda porque esa en en los genes (el censurar) de sus mentores o padrinos.

La ideología del genero, uno de los caballas de batalla favoritos del concejal anti-Rajoy -con la oposición al aborto- es un clisé ideológico de hechura para asegurarse el control de las conciencias de sus fieles en el mundo entero -y mayormente en España y en los países hispanos- y es mayormente la mayor cortada ideológica de un sector a la derecha de la derecha que provocó la derrota del PP tras los atentados del 11 de marzo.

Y que buscan ahora, cargados de santas y buenas intenciones (lo más grande e insufrible del caso) algunos de sus protagonistas, el repetir la misma broma que entonces. A costa de España y de una gran mayoría de españoles. Y con todos los plácemes y parabienes eclesiásticos y vaticanos. No se olvide

No hay comentarios: