martes, mayo 23, 2017

PSOE LA PESTE Y EL CÓLERA

Julián Besteiro (PSOE) lee por radio un manifiesto en nombre del Consejo de Defensa constituido en Madrid tras el desenlace de una guerra civil en la guerra civil que enfrentó en las últimas semanas del conflicto -febrero, marzo del 39- a comunistas contra las demás fuerzas integrantes del bando republicano (anarquistas, socialistas y republicanos de izquierdas) Se comprometieron a un traspaso pacifico de poderes, pero no hubo -por falta de voluntad de un lado como del otro- firma de paz ni armisticio alguno, ni siquiera de un acta de capitulación como la que puso fin a la guerra civil americana el siglo anterior. Y en esa medida los herederos del bando de los vencidos y de sus siglas -y a fortiori los comunistas-, no dejarían de heredar tras la transición aquella beligerancia guerracivilista. Y en esa misma medida se puede decir que el PSOE fue y sigue siendo un partido envuelto en la guerra civil del 36 interminable (que todavía dura) como lo ponen de manifiesto en cuanto la ocasión se presenta. Algo que tiene más fuerza de arraigo y de arranque entre ellos que la lucha intestina entre radicales y moderados (léase el aparato y la disidencia ahora triunfante en las primarias del pasado domingo) Como lo probó la reciente propuesta (del PSOE) aprobada en la Cortes sobre memoria histórica
Me han hecho falta dos días (con sus noches) -lo confieso- par digerir (un poco) la vuelta al ruedo del guerracivilista impresentable en las primarias del PSOE del pasado domingo. ¿No hay mal que por bien no venga? Así reza el refrán y así dicen que dijo Franco cuando supo del atentado mortal contra Carrero Blanco (lo que hacían correr sin duda malas lenguas calumniosas) He vivido treinta años fuera de España, me fui una primera vez, muy joven, más o menos voluntariamente buscando mi propia vía y me fui una segunda vez, ya no tan joven, más o menos forzado u obligado por culpa en gran medida del PSOE que gobernaba en España entonces (corrían los primeros años de Felipe González) ¡y lo que les quedaba aún de años de gobierno por delante! Lo que por otra parte era de prever, y a fe mía que no me equivoqué.

Y desde entonces viví siempre fuera, por más que desde hace una decena de años venga jalonando mi ausencia con varios viajes al año (de ida y vuelta), en visitas breves y fugaces todo lo que se quiera pero que me habrán permitido retomar primero y mantener después el contacto con España y los españoles y tomarle el pulso a la sociedad española y a su evolución en estos últimos años. Quiero decir que ni viví la transición, ni la larga era de los socialistas en el poder ni su vuelta -tan traumática- tras los atentados del 11 de marzo (del 2004)

ME ATACA EL OPUS DEI

¿Aljubarrota de mayor imprtancia historica que la toma de Granda para la Roma pontificia (y vaticana)? Estatua ecuestre frente al monasterio de Batalha -distrito de Leiría, cerca de Fátima, que visitó de muy joven el autor de estas lineas- del santo/condestable, Nuno Alvares Pereira, el santo preferido del Profesor Plinio y de la TFP, canonizado por el papa Benedicto XVI con ayuda (nota bene) de las presiones del pretendiente portugués Dom Duarte, lo que de confesión propia le granjeó roces con el embajador español en el Vaticano. Por razón del signo innegablemente anti-castellano -remontándose muy lejos (es cierto) en el pasado, hasta la Guerra de los Cien Años, y a las secuelas de la guerra civil castellana entre Pedro I y los Trastamara (...)- de ese santo/nacional de los portugueses. Un mito del nacional/catolicismo portugués comparable al de la Virgen de Fátima. La superstición fatimista -cripto/musulmana- arraigó en Portugal como no lo hubiera hecho sin duda en ningún otro país católico por razón (en parte) de una idiosincrasia nacional ”más católica” que la de los españoles en razón de una posición histórica y geográfica de inferioridad -concretamente en relación con el resto de España- que les hizo más dependientes del patrocinio -y del arbitraje- y los buenos auspicios de la Roma papal (y más tarde vaticana) Así, el Opus Dei acertó a canonizar al santo/condestable portugués, pero no acertó en cambio a hacer lo propio con Isabel la Católica hasta hoy. A buen entendedor pocas palabra bastan
Me dispongo a darle a la tecla tras sentirme atacado por un flanco un tanto desguarnecido -el de mi familia y de los míos- y habrá sido en un artículo (pleno de unción/religiosa que no falte) -que me viene (nótese bien) por entero dedicado- de un eclesiastico portugués, figura emblemática del Opus Dei -por lo que vengo a saber documentándome sobre la marcha- y gran devoto del papa actual (y sin duda de los anteriores) y también de la Virgen de Fátima. ¿Por qué este ataque? Esa es la pregunta que me viene en primer lugar raudo a la mente.

¿Una respuesta al impacto que habrá sido el mío, que me diga el de los artículos y reportajes que me habré visto dedicados tanto en la prensa portuguesa como en la prensa española e italiana con ocasión de la visita del papa Francisco a aquel santuario portugués? Es muy probable. Yo llevaría un poco más lejos mi indagación no obstante. Y es que se me ocurre que ese ataque tan virulento y sin precedentes de parte de eclesiásticos en contra mía tenga que ver con el balance (final) de la visita papal a aquel santuario mariano.

La prensa nos habrá vendido un éxito clamoroso de publico -de fieles que me diga-, con ayuda incluso de fotos tomadas desde el aire del ejercito portugués a modo de verificación material, en concreto, de la propaganda fide, y volando en socorro de la misma como quien dice. Es obvio no obstante que en España, entre españoles, la visita papal a Fatima en el centenario de aquellas apariciones/marianas, se habrá vivido en un clima de indiferencia casi absoluta. “También había españoles” así de púdico sonaba el reportaje que dedico a la llegada del papa a Fatima la radio-televisión belga francófona.

lunes, mayo 22, 2017

MI RECURSO AL CONSEJO DE ESTADO BELGA

Comunico a las lectoras y a los lectores de mi blog que acabo de recibir con fecha de hoy acuse de recibo del doble recurso en suspensión y en anulación que por intermedio de mis abogados interpuse cerca del Consejo de Estado belga contra la orden de exclusión por un año de la Biblioteca Real de Bruselas de la que me vi objeto. Os tendré al corriente del lugar y de la fecha de la audiencia (referente a la suspensión) en cuanto que me sea comunicada lo que no deberá tardar

¿VISIONARIO Y TROL DONALD TRUMP? (Cuaderno de a bordo n° 31)


domingo, mayo 21, 2017

Tiempo Sacro

¡Un día de sol y de viento
el de hoy mi amor, mi vida,
la primavera cantaba
la vida me sonreía!

al ritmo de esas canciones,
de esas viejas melodías
que me acompañaron fieles
en mi larga travesía

en los momentos más negros
cuando se me iban las pistas
y mi mente atribulada
se llenaba de preguntas

sin más respuesta mi amor
que el eco mío en las dunas
cuando le hablé a las estrellas
(más sólo amor que la una)

cuando entre el cielo y la tierra
no veía un alma (en la bruma)
hasta que eché al fin raíces
en estas verdes grisuras

en estas tierras lejanas
tierras mi amor de conquista
de simpatías y afectos
y de una memoria escondida

donde me daría a conocer
-¿más de lo que debía?-
bajo una luz ¡ay! a veces
que no me favorecía

con el tiempo amor en cambio
se me irían las dudas
que el destino me pusiera
en una raíl sin salida

trayéndome a estos lares
de unas fachadas tan lindas
y de una rutina diaria
de piel tan seca y tan dura

y fue cuando te encontré yo a ti
y se me fueron de encima
dudas y resquemores
(como de último/tranvía)

y mi alma amor rejuveneció
(“sicut aquila juventus tua”)
y viví amor desde entonces
al minuto amor, al día

entre un encuentro amor y otro,
entre sonrisas tan tuyas
cuando tu amor se cruzaba
sin darme siquiera cita

que el Tiempo amor se paraba
cada vez que te veía
¿Parones de un tiempo sacro
que a mí te traerá  algún dia!


De la luz del sol radiante
a lo hondo de la noche oscura
desde donde te envío estos versos
que escanció mi alma desnuda

en lo mas hondo del túnel
y embargado de amargura
mientras oteo a lo lejos
amor, señales de tu venida

por los aires, por las redes
auscultando amor las runas
preguntándolas, sí, por ti,
si tienen de ti noticias

si saben algo de nuevo amor
de tus idas y venidas
capaz de calmar la inquietud
de un ser (¡ay!) de lejanías

que abrazó la fatalidad
con el alma dolorida
y ese “pathos de distancia”
de almas nobles y altivas

...y humilde (del amor de sí)
con vocación de vigía
de vigilante en la noche
caballero andante entre ruinas!

Con la rosa de los vientos
bien plantada (en carne viva)
en lo hondo del pecho amor
¡A donde el viento me diga!

¡Viento del norte tan puro!
que me trajo hasta ti, querida
y que nos juntará de nuevo
cuando el Fatum me sonría

que siento ya algo de nuevo
cargado de expectativas
en tu silencio y tu ausencia y
de loba joven (y tímida)

como si estuvieras a punto
de decidir de mente fría
la ruptura irrevocable
¡el Gran Bandazo en tu vida!

sábado, mayo 20, 2017

SERBIOS Y CROATAS UN PASADO QUE NO PASA

Ante Pavelic -pronunciado “Páv-litch”- líder y fundador de la Ustacha, partido nacionalista croata, y dirigente máximo (Poglavnik) del estado croata satélite del III Reich durante la Segunda Guerra Mundial. Pasa por haber sido responsable máximo de las grandes matanzas de serbios que tuvieron lugar bajo la ocupación alemana y, anteriormente, de haber sido instigador -en represalia por un matanza de diputados croatas en el parlamento de Belgrado años antes- del atentado que costó la vida en Marsella (octubre de 1934) al soberano Alejandro I -rey de serbios, croatas y eslovenos- lo que llevaría a una (nueva) espiral -tan decisiva- de represalias en la región. Dominique Venner -citando a Curzio Malaparte (“Kaputt”)- le presenta como un ser enigmático, secreto y misterioso. Falleció en Barcelona (nótese bien) con todas las bendiciones de Su Santidad, en 1959 (...) Fui pro-serbio en las guerras de los Balcanes, y lo sigo siendo, aunque no incondicional ni antes ni tampoco ahora. Por un deber de piedad a ese pasado que no pasa de dos pueblos europeos. En lo que tuvo y tiene de trágico, de fatal e ineluctable
Viví las guerras de los Balcanes a distancia, de observador a penas, desde el balcón o mirador privilegiado en tantos aspectos que me daba el residir en Bélgica done me pilló el estallido de la primera de aquellas cuando yo llevaba ya varios años aquí. De observador, como digo, pero no exactamente de testigo u observador imparcial, aquí todos ya lo saben, no fui imparcial sino que torcí -abiertamente- en favor de los serbios por el papel de malos de la película que le asignó de entrada la prensa global y también por el escándalo que me producía la actitud claramente beligerante del Vaticano y del papa Juan Pablo II con su iniciativa en solitario, secundada únicamente por la República Federal alemana, de reconocer -por su cuenta y riesgo- a dos estados independientes en la región, a saber Croacia y Eslovenia, casus belli número uno como lo seria del estallido de la primera de las guerras aquellas.

Acabo de terminar de leer otra obra apasionante -de carácter histórico- de Dominique Venner, "Historia del Terrorismo", donde se analiza ese fenómeno contemporáneo en su vertiente histórica a base de una abanico de episodios -agrupados en trono a varios capítulos de importancia mayor- que van desde la eclosión del terrorismo anarquista a finales del siglo antepasado hasta los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York contra las Torres Gemelas. Una atención especial no obstante le merecen a Dominique Venner en esa obra los Balcanes a los que dedica unas cincuenta paginas, la cuarta parte grosso modo del conjunto de la obra. Serbios y croatas una hostilidad ancestral -e inextinguible- entre dos pueblos de la misma raza y la misma lengua y de la misma religión (cristiana) aunque de confesiones distintas.

viernes, mayo 19, 2017

¿TRUMP? UN TROL CONTRA LOS MEDIOS

La política americana es un arcano insondable para el resto del mundo, incluso para occidentales. Sólo ciertas vías de penetración insólitas, atípicas, provisionales y precarias (y efímeras) al mismo tiempo, vienen a ofrecerse a veces a espíritus inquietos y avizor, como sucede con la literatura y en particular con el genero de la novela/negra, tal y como lo ilustran las novelas de James Ellroy que aquí ya cité y comenté repetidas veces, y en unas de las cuales -de su penúltima trilogía- “Sangre vagabunda” se evocaba en clave de novela negra, subterránea (underground) el escándalo del Watergate. Un fantasma que anda ahora de lo más soliviantado desde que empezó a agudizarse el conflicto del presidente de los Estados Unidos con el recientemente destituido director del FBI que acusa directamente aquél de colusión con el enemigo, léase de inteligencia con la Rusia d Putin, durante la fase que precedió a su nombramiento de presidente de los Estados Unidos. ¿Será posible la destitución del presiente más polémico y controvertido de la historia de los Estados Unidos (en el siglo XX)?