ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!

ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!
SEMPER IDEM

sábado, febrero 23, 2019

23-F, ANIVERSARIO

Nulla ethica, sine aesthetica. El aforismo que utilizó Nietzsche, de título de uno de sus ensayos, nos viene ipso facto a la mente ante esta foto que el semanario alemán Der Spiegel (fuera de toda sospecha) publicó a seguir al 23-F en primera página, provista o adornada de un recuadro, como una obra de arte, plástica y fotográfica, barroca o renacentista. No era para menos. Porque si aún hoy no sabemos qué pensar (exactamente) de aquello, si fue bueno o malo su desenlace –que yo de esas cosas (como diría Francisco Umbral) no entiendo-, algo en cambio tenemos más que claro: y es que esa instantánea (de la foto) redime con creces e inmortaliza a su autor –y coautores y demás protagonistas- piense quien quiera lo que piense y digan (aún) lo que digan los medios, y es porque proyecta una imagen hacia fuera en la que algunos –expatriados (de antiguo) por cima de los Pirineos- sin mucho esfuerzo nos reconocemos. De una España/diferente que con gestos como ese –heroico e inconformista para unos e irritantemente anacrónico para otros- se empeña en buscar y encontrar su vía de futuro en nuestro tiempo, y su puesto –de igual a igual- en el concierto de las naciones. Y ofreciéndoles tanta cobertura y tal realce, parece que así lo pensaron también en Der Spiegel. La vía –española, constitucional- del pronunciamiento. O del golpe militar (sin guerras civiles, sin chapuzas ni divisiones en la cúpula, ni indecisiones, quirúrgico y con éxito, como el chileno) (…). Que quise en lo más hondo –como tantos- que triunfara. Lo confieso
No hay mal que por bien no venga, dijo o dicen que dijo Franco cuando la muerte del Almirante Carrero. Y el fracaso estruendoso del golpe de estado del 23-F, estabilizó a la sociedad española en sus instituciones, fortaleció la convivencia, ahuyentando el peligro (próximo) de guerra civil, e hizo que muchos –Santiago Carrillo por ejemplo- le vieran (deo gratias!) las orejas al lobo. Y si hubieran triunfado, ¿qué? Un viaje a ninguna parte como nos lo ofrece el ejemplo –trágico y desgarrador a la vez- de los coroneles griegos. Y un pretexto –como anillo al dedo- para una invasión (aliada, como en Libia) en toda regla, lo que no lograron –de un tris- en el 45. Para ajustarnos de una vez por todas las cuentas -de la derrota de Alemania nuestra (fiel) aliada (…)- y sin que esta vez, los faldones eclesiástico y las sacristías, nos sirvieran de vía escapatoria. Aunque no estaríamos como estamos, en Cataluña (…) Y sin ello -como vino a decir a la prensa uno de sus abogados defensores, en Campamento, que buscó sin exito (por mi negativa) el defenderme a mí también ante la Justicia portuguesa- no se explica mi gesto de Fátima (...) Por eso y mucho más ¡honor y rehabilitación al teniente coronel Tejero! (continúa)

lunes, febrero 18, 2019

Estilo de Vida

¿Olvidadizo yo? ¡no (eso) no!, ¡Sí!
¡Eso es lo que tú eres, fuiste, Juan!
Y es que es de ahí, que ahí estriba
Ese ansia de Memoria ancestral

“Un atlantico”, eso creías:
tu vida oteando sin parar
entre gofres, de ese lado
del hemisferio mundo (y mar)

Hasta esa visión nocturna
-¡Oh que error tan garrafal!-
Del viejo puerto y su ancha rada
¡Oh Toulon! (costa provenzal)

¿Ciudad "turca" y francesa?
¡Qué! ¡Mediterránea sin par!
Sitio ideal de retiro
Y descanso en mi transitar

Fue esa onda ¡melancolia!
Como un maretazo fatal
Que me acometió el otro día
que evoqué al amigo (y su pesar)

Amigo de aquellos tiempos
Cuando todo se pudo (yeah!)
que me trae en el recuerdo
Su muerte extraña (espectral)

Cuando era aún inocente:
libre del desánimo (¡el Mal!)
(Como me embarga ahora
cual crepúsculo sideral,

con sentimientos encontrados
-¡Jean Claude!- de empatía visceral)
En el momento o minuto justo
que mi alma nacía ¡Verdad!

Un estilo de vida el suyo
tan semejante y tan dispar,
estela de luz de/noche,
¡eso es lo que él dejó al marchar!

Y eso es lo que te ofrezco a ti (amor)
Un estilo de Vida igual
al suyo, y no al de su muerte
Que de eso (amor) ¿qui lo sa?

lunes, febrero 11, 2019

Pátina del Tiempo

Ya pasó, ya pasó ¿el qué, Juan?
El Domingo, con su "nada",
esa que vio Paco Umbral :
flor (gris) de desesperanza

Y es que se había ido (“evacuado”)
lo que más nos la ocultaba
¡El evento "más terrible"
de nuestra aciaga jornada!

Del que sólo me percaté
en lo alto de la montaña
A la que huí despavorido
raudo, y a marchas forzadas

como un Zaratustra (en joven)
después de la caida mala,
cuando estalló en mi todo añicos
¿El qué, Juan? (¿ cosas sagradas?)

Eso creí yo casi hasta hoy
Cual la infancia bien amada
Hasta que se me fue el velo
Y vi (de frente) a la Nada

que me acometió despacio
y cegaba y deslumbraba,
y en lo más hondo y negro.
de nuevo yo despertaba

Y vi la Vida, la mía,
cual fue, no tan desgraciada,
Y la Historia de mi vida
de mi vida y de mi alma

Cual flor de cerezo al caer
Que huirá en silencio, callada,
Despegándose suave
A la luz de la alborada,

y al Amanecer de una vida
-¿desierto de noches blancas?-
en el medio de los míos
¡cuerpos nobles, puras malvas!-,

Y eso es lo que te ofrezco ¡femme!:
la llama de mi esperanza,
y la pátina, en mi rostro,
que el Tiempo me dejó (y la Raza) (…)

COLÓN, EL VUELCO TRIUNFAL

Guerra de cifras -y de nervios- en torno a fotos como ésta. Pero hay que rendirse a la evidencia: la plaza de Colón, (desbordantemente) llena. Lo que hace perder a algunos (o algunas) los papeles, y lo que no escapa a la prensa extranjera (por ejemplo, a la belga flamenca) Un vuelco triunfal de la situación ¡Ya era hora!

viernes, febrero 08, 2019

MONTSERRAT: HIMMLER TENÍA RAZÓN

23 de Octubre de 1940. Heinrich Himmler presente en el monasterio de Montserrat en su segunda visita a Cataluña. La primera a poco de terminar la guerra civil (junio de 1939) cuando fue recibido en olor de multitudes y en medio de un entusiasmo y delirio indescriptibles a su paso por la Diagonal en Barcelona: En la foto , el jerarca nazi saluda a uno de los monjes –no al abad (ausente del encuentro)-, Ripoll, que hacia de intérprete. Al fondo, el general Ordaz(*). A cierta distancia, en el margen izquierdo de la foto(1), un sonriente -y complaciente- Aurelio Escarré (futuro prior hasta que Franco lo mandó al exilio). Según una de las versiones que se han transmitido del evento hasta hoy Himmler denunció los abusos sexuales de menores a manos de eclesiásticos, que era uno de los principales agravios que enfrentaba al régimen nazi con la iglesia católica en Alemania. Lo que fue rotundamente negado (cual vestales indignadas) por los monjes catalanes. Y cualesquiera que sean los chascarrillos y chismes y leyendas que se perpetuaron hasta hoy del `paso del jerarca nazi por Cataluña, hay que rendirse a la evidencia ochenta años después que la Historia y la crónica de actualidad de los últimos días ha dado la razón (más que de sobra) a los nazis en aquel contencioso ideológico -y espiritual- tan crucial y trascendental –y tan doloroso y desgarrador- con el catolicismo romano. La moraleja de esa historia nos la ofrece Nietzsche en el Anticristo, en su cuarto mandamiento (sic) de la ley contra el cristianismo (en el epilogo de la obra) Como un convidado de piedra : “Predicar la castidad es una incitación a obrar contra natura. Despreciar la vida sexual, mancharla con la noción de lo impuro, ese es el verdadero pecado contra el Espíritu Santo. El de la Vida” (Palabra de Dios, te alabamos señor) O eso otro de la peste sexual (sic) que denunciaba Goebbels –igual que un leit motif primero y principal en todo lo referente a la sexualidad de la propaganda nazi- como una lacra judeo-cristiana- (1): En su version original, me refiero, publicada junto con otro artículo de este blog, en la reproduccion que adjunto a esta entrada en cambio, no aparece su rostro, aunque si cabe distinguir (en el margen izquierdo de la foto) el resto de su fisonomía

Los grupos scouts que con el plácet eclesiásticos hacían el boicot y rivalizaban con el Frente de Juventudes en Cataluña, como testimoniaba uno de los falangistas catalanes (de cuyo nombre prefiero no acordarme) que los llevaba (o eso decía él) -él y sus camaradas- por el camino de la amargura, salen ahora a relucir otra vez, no por el plumero de separatistas que se lo tenían bien ganado y adjudicado desde entonces –aunque fuesen entonces mayormente de victimas de aquellos- sino por encontrase ahora en el ojo del ciclón o en el vértice del torbellino que acaba de estallar y saltar a los grandes titulares de los medios de los abusos sexuales a manos de eclesizasticos –vieja historia que sale solo ahora a la luz que se remonta a hace mas de cuarenta años-, que tiene de epicentro nada menos que a los grupos scouts de la abadía de Montserrat, ciudad santa del nacionalismo catalán (separatista), por un lado, y por otro, al Arzobispo de Tarragona, de principal protagonista, sucesor de Vidal y Barraquer (un respeto) que iba entonces de Primado de España durante la Republica, -porque la sede primada no era para ellos Toledo sino Tarragona, la Primada (como ellos decían y escribïan) Pujol de su nombre (y no miento) y con él, otros casos de ese tipo de escándalos sexuales desperdigados por toda la geografía catalana. Y el escándalo estalla precisamente al borde del estallido de la actual situación en Cataluña,

miércoles, febrero 06, 2019

Proa a la Mar

Un punto de apoyo, sólo uno,
¡Y moverás el mundo Juan!
Con tus sueños y tus planes
en A o en B ¡qué más te da!

O planes, o el sitio fijo
o el hoyo (hobbit) cordial
donde bien poder forjarlos
fijando rumbos, proa a la mar

Y el mirador cara al cielo
como en cuentos de Peter Pan
o del mapa/mundi (antiguo)
abierto de par en par

Y es lo que al final yo logré,
los ojos en el no va más:
mar de “sueños imposibles”
(díceme la rubia fatal)

Cuando todos me olvidaban
y echábanme tierra (sin más),
puesto siempre en la picota,
si lo viera mi padre (¡oh papa!) (...),

que quiso forjarme un futuro
y lo hipotecó (sin pensar):
lote de una “generación perdida”
(d’enfants) dispersada aquí y allá

Solos en el ancho mundo
(¡pobres!) bajo el cielo astral:
cuando me miro al espejo
temprano (hora del afeitar)

Un espejo como muerto
pavorosamente espectral,
pero en un ángulo al fondo,
la estrella (y luz) de tu mirar

y de tu risa traviesa
y negra como un lunar,
tan tuna y enigmática
que me dice: "¡espérame, Juan!"

¡Y juro que te esperaré
Aunque las cosas tornen mal!:
mi propósito firme y fiel
(¡A la hora del despertar!)


domingo, febrero 03, 2019

HISPANOAMERICA Y LA ALEMANIA NAZI

Crucero (acorazado) alemán Almirante Graf Spee. Batalla del Río de la Plata (13 diciembre 1939), frente a la capital uruguaya. Fue de la primeras de las grandes batallas navales de la Segunda Guerra Mundial que impactó en profundidad la opinión publica de los países del otro lado del Atlántico y grabó hondo su memoria colectiva (hasta hoy) El Graf Spee, atacado por varios navíos aliados, consiguió atracar, tras furiosos combates, en el puerto de Montevideo, lo que prueba e ilustra la particularidad de la diplomacia del Uruguay aquel entonces ("la Suiza de América"), de neutralidad oficiosa –y pactada a favor del Eje-, que fue la regla en la mayoría de países neutros, sobre todo en Hispanoamérica. Como lo ilustra la memoria de sus políticos, lo que parecen poner de relieve ahora las declaraciones de Pepe Múgica sobre la crisis venezolana.
José (Pepe) Mújica, un caso de lo mas curioso. El de este político uruguayo, excéntrico y curioso en verdad. Curioso y extraño a la vez. Que quien me iba a decir que iba acabar dando crédito o prestando oídos a un antiguo tupamaro, que en aquellos tiempos cuando estuve por allí, en el Uruguay –segunda mitad de los setenta-, me parecían encarnación del mal absoluto (o casi) y ahora en cambio me llama la atención lo juicioso y original a la vez de lo que vengo leyendo u oyendo desde hace tiempo de este ex –”tupa” (de ascendencia nota bene vasca e italiana) que llegó a ser –después- presidente de la república en su país, y es a través de salidas con las que viene a salpicar sus declaraciones en los medios, que me sorprenden por lo ingenioso y por el estilo personal (en sus formas de comunicación) muy suyo y no menos castizo o americano/castizo por decirlo asi, mucho más cercano y más mío (así lo siento) que los pan/hispanismos (sic) –tan inhóspitos y pretenciosos las más de las veces, en vocabulario y en ortografía y en prosodia (o pronunciación) y demás- que la RAE trata de vendernos desde hace mucho. Y ahora me sorprende agradablemente en verdad con el anuncio de su tentativa de mediación (con condiciones) en la crisis que atraviesa Venezuela y en la campaña internacional -y sin precedentes- desatada contra el régimen de Nicolás Maduro.