ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!

ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!
SEMPER IDEM

domingo, marzo 01, 2015

TSIPRAS CONTRA ESPAÑA (UN CUENTO DE GRIEGOS Y CATALANES)

Un monasterio “de Meteora” (suspendidos del cielo) Así llaman los griegos a los monasterios construidos (ss. XIV y XV) –fuera del Monte Athos- en altas cimas sin acceso (casi) ni por tierra ni por aire. Lo que da idea del cataclismo que supuso la caída de Constantinopla. Que algunos griegos siguen achacando a los catalanes, entre ellos el nuevo jefe de gobierno Tsipras sin duda alguna. No fueron tampoco los catalanes sino los alemanes los que destruyeron algunos de aquellos durante la Segunda Guerra Mundial porque la Resistencia se refugiaba en ellos. Memoria griega, memoria procelosa, de la Antigüedad clásica como de su historia contemporánea
El nuevo jefe de gobierno –de izquierda radical- griego que algunos en la redes llaman ya Chiripa ha dado en hueso con sus ataques a España. Con esos amigos para qué necesitamos enemigos, deberían decirse los de Podemos. Somos auto flagelantes –o por lo menos eso le ha oí una vez a un español intentando definirnos en una radio francesa- pero no aceptamos y con razón que nos flagelen los de fuera. ¿Dónde está ahoraPablo Iglesias para responder a los ataques de su aliado? Ni esta donde debería estar ni se le espera, quiero decir ni en el Europarlamento que por lo visto han desertado ya él y el puñado de europarlamentarios de su partido, adiós muy buenas, para empezar las próximas elecciones españolas, ni al lado de su aliado venezolano al que dejan ahora en la estacada absteniéndose de votar una moción en su apoyo en la Eurocámara presentada por Izquierda Unida.

El riego Tsipras escoge ahora la vía fácil del tirar por la calle de en medio o la huida hacia adelante buscándose un chivo expiatorio al gusto de la izquierda griega y a la medida de sus complejos españoles o anti-españoles que en algunos griegos viene de muy lejos nada menos que de la Cuarta Cruzada y de los catalanes que participaron en ella. La Leyenda Negra no es solo cosa de los países al Norte de los Pirineos, en la otra punta del Mediterráneo también existe. Y no hablo de oídas.

En la capital de la UE hay por suerte o por desgracia muchos griegos emigrantes y euro funcionarios –y euro funcionarias- (proporcionalmente casi tanto como españoles) con los que me crucé y traté a veces, sin problemas mayores, uno de ellos no obstante un muchacho con el que cohabité en una pensión de estudiantes a la belga –“kot étudiant”, como aquí le llaman-, a saber un inmueble con habitaciones individuales –por lo general para estudiantes- y cuartos de baño y cocina compartidos, a mi llegada a Bruselas, era un joven de buena familia, conservador políticamente hablando –y defendía incluso (hasta cierto punto) al régimen de los coroneles-, correcto conmigo pero que no hacía más que recordarme  (¡lagarto, lagarto!) lo mal que se portaron en Grecia los catalanes.
La llamada Venganza Catalana fue la respuesta de los almogávares –soldados mercenarios de la Compañía Aragonesa (aragoneses, catalanes y levantinos) al servicio de la Corona de Aragón- por el asesinato de su gran maestre Roger de Flor y cien de sus almogávares- asessinado por orden del hijo del emperador bizantino Miguel Paleólogo (Noveno) con ocasión de un banquete en lo que se dio en llamar la matanza de Andrinópolis, por lo que aquellos asolaron durante dos años toda la región de la Tracia bizantina algo de lo que aun guardan recuerdo muchos griegos hasta el punto que el Monte Athos tenía (oficialmente) prohibida la entrada a los catalanes (hasta hace poco) Otros monasterios como los “de Meteora” –en lo alto de las cimas y del que el primero de ellos –“el Gran Meteoro”- lo fundó un monje expulso del Monte Athos- surgirían después ante una amenaza distinta, esta vez directamente de los turcos y albaneses (y ahí no tuvieron nada que ver los catalanes)
El caso es que al cabo de casi un año de llevar ya allí me levantaron una tormenta de mil diablos algunos de los (jóvenes) inquilinos, hasta el punto que pegaron una cruz esvástica junto al timbre a mi nombre en la puerta de entrada, como una cruz (roja) en las puertas de los judíos de la película de los Diez Mandamientos, y no exagero, que Bélgica no es España –y aquí (en Bélgica donde me encuentro) hubo muchos linchamientos (y asesinatos) por ese motivo en el 45 (…)- y aunque acabé saliendo del trance, en vertical (como dicen los portugueses), aunque solo al cabo de una pequeña odisea de varias semanas, el muchacho griego aquél con el que me había llevado bien acabo sumándose a los otros en la histeria que les entró por cuenta mía –con complicidades a alto nivel en el barrio aquel nota bene (…) y siempre después me dije para mis adentros que debieron servirle de coartada interior en su actitud injusta y cobarde hacia mí los catalanes de la Cuarta...que me diga de la Última Cruzada (…)

No son así todos por cierto, me pregunto no obstante si su idiosincrasia colectiva de un pueblo de comerciantes –y de marinos- no tenga nada que ver con las dificultades por las que ahora atraviesan que su jefe de gobierno actual se diría que quiere hacérnoslas pagar a los españoles. Porque conocí otro griego aquí profesor de universidad, hombre cordial con el que también me llevaba bien, de la emigración griega en Bélgica, "self made man", que por lo que él mismo contaba o dejaba a entender, él y los suyos llegaron aquí con lo puesto, el caso es que no dejé nunca de preguntarme como es que su contrato de profesor universitario le daba para costearse todo un inmueble de tres pisos de su propiedad por lo que deduje- cerca de donde yo vivía (…) Un pueblo de espabilados que saben medrar más y mejor que otros, por lo que sea, es la imagen que dan a veces –y repito que sin ánimo de generalizar ni de ofender el patriotismo legitimo griego-, vistos desde fuera.

A alguien le he leído hoy en un comentario sobre el tema en la red, que Tsipras arremete ahora contra España porque no se atreve a arremeter contra sus funcionario que gozan proporcionalmente de sueldos mucho más elevados que los españoles (que por lo visto estamos pagándoles nosotros ahora) La reacción del gobierno y los responsables españoles a los que las puyas griegas más directamente conciernen habrá sido en todo caso de lo más comedidas. En un lenguaje de datos escuetos más que de suposiciones o ideas propias que habrá usado Tsipras, y es el de los veintiséis mil millones (veintiséis mil) que nos deben, aunque según algunos esa cifra sea más elevada (del orden de los treinta y dos mil millones según algunos)

Por otra parte en la prensa de ayer se comentaban los esfuerzos que se ve obligado a derrochar el nuevo jefe del gobierno griego tratando de vender el acuerdo –in extremis -una prórroga de cuatro meses en realidad- a su propia clientela de izquierdas- y así se le veía en una foto rindiendo visita –en su lleco de convaleciente- al compositor Mikis Teodorakis, icono de la izquierda que había criticado el acuerdo.

Lo que viene a confirmar la hipótesis que avancé al principio de estas líneas: España de chivo expiatorio de predilección no tanto por su gobierno conservador, sino por el pasado que no pasa, algo por o demás que debería hacer reflexionar a muchos catalanes que piensan -se lo oí a alguno de ellos aquí en Bélgica- que el problema de imagen (léase de leyenda negra) que arrastra España por cima de los Pirineo es algo que no les afecta–así lo piensan y lo sienten- a ellos, los catalanes. En lo que a Grecia se refiere en cambio, deberíamos más bien razonar a la inversa el resto de los españoles.

Porque Roger de Lauria y Roger de Flor estaban al servicio de la corona de Aragón, y los almogávares pasan en la memoria colectiva por pirenaicos más que otra cosas, pero para los griegos fueron y siguen siendo catalanes todos ellos, de ahí sin duda el dicho que oí aquí en Bélgica por primera vez –de un francés de origen griego por cierto- de “quiénes son los griegos (en un asunto) y quienes los catalanes” (una historia en suma de buenos y malos en versión del otro lado del Mediterráneo)

Y no sigo cargando a los griegos en atencion a los buenos patriotas de Amanecer Dorado que siguen entre tanto gimiendo en prisión, como olvidados por esta saga o culebrón de la deuda de su país interminable. ¿Hasta cuándo? Porque llevan ya año y medio en espera de juicio. Su lideres decían que la orden de inculparlos y encarcelarlos vino del otro lado del Atlántico, lo que parece confortar la imagen de amigo de Obama que arrastra el nuevo jefe de gobierno, lo mismo que sus propias declaraciones de ahora, que tratando de explicar el complot hispano/portugués contra su gobierno, dijo que se vio abortado gracias (sic) a los Estados Unidos, Francia y China que temieron por un nuevo foco de inestabilidad aunque no lo temieron a la hora de crearlo o contribuir a ellos -los dos primeros nombrados- en Ucrania el pasado año.

El griego Tsipras tiene puestas a lo que parece todas sus esperanzas en el auge y triunfo de Podemos, con los que piensan construir un bloque de la Europa del Sur mediterránea, a imagen y semejanza del “Alba” bolivariano. Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, ya sabes. Y que conste que no me sumo a la embestida -generalizándose in crescendo las últimas horas- contra el régimen venezolano.

Está claro como la luz no obstante que los cubanos se habrán agarrado a un ancla de salvación por su cuenta y riesgo, rindiéndose –por mediación vaticana (como Franco a los aliados, por mediación de Montini en el 45)- a Barack Obama, y a Nicolás Maduro es muy posible que no le quede ya esa opción de rendirse guardando las formas ni siquiera. Salvo un milagro que en política son raros, pero quién sabe

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En esta dirección
http://msr.org.es/elecciones-grecia-amanecer-dorado/

se dice lo que sigue:
Syriza es el relevo de la casta, el plan B de la finanza y el candidato de los mercados, los cuales no van a dejar que una “tercera fuerza” les estorbe en sus planes. A Merkell poco le importa ya el Euro, en vistas de aprobar un inminente tratado de libre comercio atlántico con EEUU. En el que el marxismo ya ha perdido referentes al rendirse Cuba (y próximamente Venezuela) al nuevo orden mundial, siendo Grecia el laboratorio de lo que acontecerá en España. Han buscado el relevo de la izquierda y cuando esta gobierne y apruebe sus planes, no dudaran en “construir” un Podemos a la derecha del PP, como ya han hecho en Francia con el FN.


Mientras tanto seguiremos expectantes a lo que suceda, siendo estas elecciones un preámbulo de lo que seguramente acontezca en España, la radicalización de una extrema izquierda, más preocupada en mantener los privilegios de la casta en las calles, que en ser de verdad una verdadera alternativa “seria” a los mercados.
---

Respecto a PABLEMOS en distintos blogs se señala que puede tratarse de una "marca blanca" o de una maniobra del "Sistema" y concretamente de Obama para tener bajo control a España. Por su parte, Jaume Farrerons, en
http://www.nacional-revolucionario.blogspot.com.es/

opina que el 15M de los "indignados" fue promovido por Stephane Hessel dentro del plan de la "spanish revolution" (a la par de las "primaveras árabes" para desestabilizar algunos gobiernos y paises).


Anónimo dijo...

http://www.jmalvarezblog.blogspot.com.es/2015/03/siguiendo-los-mismos-pasos-que-felipe.html