ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!

ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!
SEMPER IDEM

viernes, octubre 03, 2014

ARTURO MAS EN SUS TRECE ¿HASTA CUÁNDO?.../...

ARTURO MAS EN SUS TRECE ¿HASTA CUÁNDO?
Nuestros hermanos del resto de los pueblos españoles (sic) Así –con esos circunloquios tan forzados e improcedentes (y extravagantes)- se expresa el máximo responsable del partido Plataforma por Cataluña –en catalán (jeroglífico) “Platform X Catalunya” (o algo así)- en una pretendida andanada, muy cacareada en cierta prensa antiseparatista, contra la Generalitat y sus miras secesionistas. Así nos va. Ni uno. Ni uno solo de los políticos activos hoy en Cataluña se atreve a pronunciarse y definirse sin falla ni tapujos en el tema lingüístico subyacente al desafío separatista en Cataluña y cuando –por aquello de que a la fuerza ahorcan- tienen que atacar a los catalanistas lo hacen de tal forma que da lo que da, unos churros retóricos que no hay por donde se cojan. Entretanto el “president” sigue en sus trece, adelante con su desafío al resto de los españoles y a las instancias más autorizadas del estado. Un carrera contra reloj en la que el tiempo se diría que está más bien a su favor, por más que el gobierno en Madrid esté apostando más bien por lo contrario, por que la situación acabe resolviéndose por sí sola. ¿No más respuesta a las provocaciones que las declaraciones de mera réplica? Verba volant, exempla trahunt, rezan los clásicos, y sin gestos firmes –y sin los actos que fatalmente se desprenden de ellos- la situación en la calle como a nivel institucional (autonómico) no hará más que empeorar en Cataluña las semanas vendieras, ya incluso en los próximos día, cargándose sin parar de radiactividad y de potencia explosiva.

Plataforma por Catalunya se ve presentada en un análisis reciente sobre el fenómeno de la extrema derecha en el diario el País como un partido en perfecta sintonía con el Frente Nacional francés de Marine Le Pen. Menos lobo. Hasta ahora -aparte de salir en la foto (...)- no consiguieron desde luego la patente de representación (por llamarla así) entre españoles a la que tanto ansían de ese partido francés en pleno ascenso en los sondeos y a fe mía que no lo conseguirán por más que lo intenten. Por si dudas hubiera, el compañero sentimental de Marine le Pen, radicado en Perpiñán y como tal más al corriente de la situación y más sensibilizado con el problema que plantea el catalanismo de este y del otro lado de los Pirineos se pronunció hace unas semanas sin ambages a los medios de Barcelona en defensa de la unidad nacional de los españoles y de la integridad del estado español amenazadas por el chantaje separatista.
¿Detalle anodino el hecho que el partido de extrema derecha (para entendernos) de todos los que concurren o intentan hacerlo en la política española que más éxito electoral haya cosechado hasta ahora lo haya ido esa plataforma tan equívoca y tan catalana. Sospechoso y sintomático en cambio en extremo que tras su emergencia y sus éxitos electorales se encuentren los poderes fácticos de la autonomía catana. ¿Si fueran intransigentes anti-catalanistas en el terreno lingüístico habría cosechado acaso esa “plataforma los mismos éxitos, solo con un programa anti-inmigrantes por montera? ¡A otro perro con ese hueso!

Cataluña y Andalucía, comparaciones odiosas, y a la vez inevitables en la medida de la fuerte proporción de origen andaluz en la corriente migratoria interior hacia Cataluña de la España de la posguerra, que vienen hoy a engrosar en gran medida las filas de los partidarios más ardientes de la independencia. Un rechazo de España que es en muchos de ellos un rechazo de su región de origen por razón –en la mayoría de los casos ¿para qué negarlo o guardar silencio al respecto?- de una memoria de vencidos de la guerra civil. Se sienten catalanes por encima de todo sin duda porque es la forma ms fácil de descargarse del peso del pasado, del origen y de las propias raíces, un fenómeno análogo a ese otro perfectamente perceptible entre la inmigración española en Bélgica y en particular en sus generaciones mas jóvenes.
El andalucista (de extrema izquierda) Sánchez Gordillo dice ahora que Andalucía no es española (…) Y eso es lo que piensan sin duda muchos catalanistas provenientes de esa región (léase sus padres o sus abuelos) Y no hay mas que ver o sentir (de puro instinto) el ramalazo de desconfianza –como un nube negra (de cuervos o de murciélagos)- que se destapa de pronto en la mirada de algunos oriundos aquí en Bélgica reconociendo de pronto en un mero y fugaz cruce de palabras el origen común en españoles “de los otros”, extraños por una razón u otra a la minoría emigrante tan cerrada –como una minoría étnica- de la que ellos -o ellas- provienen y en torno a la cual siguen gravitando fatalmente, ellos y ellas como sus padres.

NUEVO MINISTRO DEL INTERIOR BELGA ACUSADO DE NEONAZI
El futuro ministro del Interior -y vice primer ministro- en el nuevo gobierno de centro derecha a punto de ser nombrado en Bélgica tras las elecciones del pasado mes de mayo, arrastra un pasado sulfuroso, léase políticamente incorrecto. Sus rivales más directos del lado francófono le han puesto este fin de semana en la picota por sus pretendidos contactos con grupos o asociaciones flamencas ligadas a la Colaboración durante la segunda guerra mundial. En la España de hoy un caso así estaría ya listo (o casi) para sentencia, y el que esto escribe lo habría catalogado así también hace unos años tan solo, pero hoy día estoy ya un poco mas al corriente de los secretos y triquiñuelas de la política quí en Bélgica, y del llamado compromiso a la belga que tiene sus secretos y su ciencia por mas que en el pasado mas o menos reciente se hay victo concretizado no pocas veces -¡ay dolor!- a expensas nuestras, los españoles, por cuenta naturalmente del pasado español de os belgas. La N-VA el partido ganador de las recientes elecciones es un partido nacionalista flamenco que en baremos y coordenada de política española podía verse comparado al PNV o a CiU, solo que es un partido belga flamenco que pese a la metamorfosis propias a la historia de los partidos políticos no deja de verse asociado en la memoria a la colaboración de una mayoría de los belgas flamencos con el Nuevo Orden durante la Segunda Guerra Mundial. Un pecado que no se perdona –como el pecado contra el espíritu- ni en esta vida ni en la otra, pero que se puede hacer olvidar el tiempo de formar un gobierno como va a suceder ahora. Que para ajustar cuentas del pasado que no pasa algunos siempre estarán a tiempo. Y si dudas tuviera me la quita por completo la opinión de un inquisidor belga en la materia –de nombre y apellidos judíos (Abramovici)-, absolviendo de cargos al nuevo ministro en la prensa de hoy. Palabra de dios, te alabamos señor

No hay comentarios: