martes, mayo 12, 2015

JEAN MARIE LE PEN Y "LOS HETERÓFOBOS QUE SE MULTIPLICAN"

“Antes era mejor” (…) Conocí a Marine Le Pen hace tres años –en una conferencia de prensa internacional de su partido- y me causó una excelente impresión personal como lo ilustra la admiración que le profesé desde entonces, de lo que dejé constancia en estas páginas y de lo que no me retracto en absoluto, independientemente de la opinión que me merece su postura en la crisis actual que no habré dejado igualmente de poner de manifiesto –y con no menos rotundidad- en estas páginas. Y la imagen que guardé de aquel encuentro sintoniza, es cierto, mucho más con el “antes” que con el “ahora” (que ilustran mejor no cabe estas dos fotografías yuxtapuestas) Jean Marie Le Pen tras habérselo pensado sin duda dos y tres veces también habrá acabado por denuncia el homosexualismo (en política) que representa el número dos del partido en la actualidad (Philippot) y brazo derecho de su hija Marine, en una tirada proverbial de su estilo propio e intransferible contra “los heterófobos que se multiplican” ¡Y que lo diga! Genio y figura
Era ya algo en el aire ayer domingo en París por la mañana, durante la manifestación a la que asistí, en homenaje a Juana de Arco, invitado por amigos españoles próximos de uno de los grupos –l’Oeuvre Française- organizadores del acto. La ruptura de Jean Marie Le Pen con su hija estaba en las mentes, y fatalmente presente en el discurso del último de los oradores Yvan Benedetti con el que tuve un breve en contacto hace unos días en Madrid figura emblemática de las víctimas de la política de des diabolización de Marine le Pen al interior del Frente Nacional, que se vio expulso del partido por cuenta de unas afirmaciones que fueron juzgadas incorrectas (y “antisemitas”) por las actuales figuras rectoras de aquél y sus instancias disciplinaras.

Y me disponía a comentar aquí mi viaje relámpago a la capital francesa cuando irrumpe en la red la noticia de última hora del anuncio que acaba de hacer el fundador del Frente Nacional en una entrevista radiofónica de creación de una nueva formación sin lazos con el Frente nacional pero no con ánimo de rivalizar con él sino de influenciar su línea política buscando a agrupar –y organizar- la reacción que habrá cristalizado al interior del Frente Nacional en contra de la política de des diabolización de Marine Le Pen, y del principal mentor de la misma, el numero dos del partido, y brazo derecho de Marine Le Pen que su padre ve convertida en rehén de aquél. En sus declaraciones recientes en claro contraste a otras anteriores en las que guardó discreción sobre el tema- Jean Marie Le Pen apunta ahora (con el dedo) a la homosexualidad –vox populi- del número dos del Frente Nacional, que habrá favorecido al interior del partido el ascenso de “heterófobos que se multiplican” (…)

Jean Marie le Pen y su genio de la frase “asesina” Genio y figura. En más corto y en más conciso que las salidas que harían célebre a Francisco Umbral. Y con esa, el (co) fundador del Frente Nacional estaba seguro de dar en el clavo. Y no hay duda desde luego que el homosexualismo en política –o a secas- es una de las cuestiones mayores sino la de mayor gravedad que gravita en torno a la crisis desatada en el Frente Nacional. Algo que llevaba unos años bajo sordina desde que la comisión europea rechazó a un candidato a comisario acusado de homófobo, y como por casualidad amigo personal del papa Juan Pablo II. Capitanes de derrota, obispos, papas y cardenales, en todo lo que tocan, en todas las causas que defienden y en todas las posturas que esgrimen y en todos las banderas que enarbolan. Aquí ya saben lo que pienso de ellos (en materia de política religiosa)

Muerto el rey viva el rey, y desaparecido –ya hace diez años- el papa polaco, la reacción anti-homosexualista –o anti-heterófoba- levanta de nuevo la cabeza como lo ilustra la posición no cabe más emblemática de Jean Marie Le Pen, por tratarse sobre todo de alguien que no tuvo nunca pelos en la lengua y que al mismo tiempo observó hasta ahora como digo contencion y comedimiento sobre la homosexualidad de su rival inmediato, alguien que según vienen cacareando lo medios en lengua francesa habrá conseguido dinamitar (sic) el Frente Nacional y también la propia familia del fundador (y de su actual presidenta)

El número dos del Frente Nacional Philippot) ¿tiene acaso derecho a ser gay y a proclamarlo? Quién se lo niega? Las presiones del lobby al que de notoriedad pública forma parte es algo en cambio a lo que el común de los mortales tenemos el derecho de oponernos por todos los medios y con todas nuestras fuerzas. Ser o no ser. To be or no to be, that’s te question. O como decía un cantautor rojelio en la Complutense de “entonces” (principios de los setenta), “lo blanco es blanco y lo negro es negro” Quien quiera entender que entienda.

Y no cabe duda que una postura de una claridad tan diamantina –y transparente- en un tema opaco si los haya es lo que da a la postura de disidencia de Jean Marie Le Pen toda su fuerza (y todo su futuro también, digan lo que digan o pronostiquen algunos agoreros lo que quieran)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

EL Mundo, de ayer, informaba que dos sacerdotes o pastores habian llegado a Cuba, desde Canada y Usa, para celebrar dos bodas
GAYS ...
L a hija de Raul Castro esta encargada de la politica promarrikona en Kuba...Al Vaticano Francia envio un embajador gay...Que creo fue rechazado por la Cita del Vaticano...
Mi pregunta es... si en el FRENTE NATIONAL ha penetrado el lobby gay y tambien algunos elementos judeos... podria ser que el FRENTE NATIONAL ya estuviera homologado y aceptado por los poderes reales...

Juan Fernandez Krohn dijo...

¿Te respondes ya tí mismo en el más puro estilo pontificio y (del posconcilio), que hizo tan proverbial al papa Pablo VI, en sus propósitos fanáticos y en su tarea infatigable de llevar hacia la izquierda a los católicos españoles y al conjunto de sus ovejas (y de sus borregos) a escala del planeta?

Lo digo porque se me antoja que estás haciendo alusión al pacto (innegable) con el poder -léase el estado francés (en 1983)-, encarnado en la persona del entonces presidente Mitterrand, al origen del ascenso fulgurante en la política francesa a partir de entonces del Frente Nacional, hasta entonces un grupúsculo minoritario e insignificante como lo pueden ser los exponentes en España hoy de la corriente (llamada) de ultraderecha. Algo de notoriedad pública desde hace décadas.

De todas formas, yo pienso honestamente que el lobby homosexual no necesita del aval del poder para meter su nariz (y el resto) donde se le antoja. Se trata además de un fenómeno con sonados antecedentes en la política francesa, como lo acaba de ilustrar el reciente ataque de Jean Marie Le Pen en la prensa francesa contra “Philippot et ses mignons” (en español, niños bonitos), en una alusión inconfundible al rey de Francia Enrique III (Henri III) de los tiempos de las guerras de religión –y del reinado en España de Felipe II- que pasó a la historia por rodearse de “mignons” (además de por su calamitoso reinado)

¿De acuerdo, fantasma? Saludos

Juan Fernandez Krohn dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PREFERENS dijo...

una mala noticia: cerro la libreria moncloa

Juan Fernandez Krohn dijo...

Ya lo sabía, Preferens, pasé por allí el sábado 30 y el lunes ya no abrieron. El encargado, o no sabía nada o no me dijo nada. Un signo de los tiempos, del retroceso del papel, de resultas de la revolución informática. También es verdad que eran una reliquia de otros tiempos, de otra Universitaria. Otras librerías del mismo barrio peor situadas que ellos -y no doy nombres- resisten, porque la Complutense (de Carillo) a todas luces les apoya, a ellos a costa o en detrimento de otros por supuesto. A mí en la librería Moncloa me brindaron un escaparate, y les quedo agradecido por supuesto. Tampoco se hunde el mundo. Cuando unas puertas se cierran, se abren otras, Preferens, esa es mi filosofía. Saludos