jueves, octubre 13, 2016

ALEPO ¿ATAQUE INMINENTE USA?

Batería -transportable- de misiles anti-aéreos (tierra/aire) y anti-balístico, S-400, como las que habrán venido a reforzar en los últimos días -junto con otros del modelo S-300 (su predecesor)- las bases aéreas rusas en Siria de Tartus y Hmeimim en previsión de posibles ataques del exterior (léase de la OTAN o del ejército de los Estados Unidos) “Les recuerdo a los estrategas norteamericanos que los misiles antiaéreos que aseguran la defensa de las bases de Hmeimim y de Tartús poseen un radio de acción capaz de sorprender todo tipo de aeronaves no identificadas”, acaba de advertir el portavoz del ejército ruso en el contexto de la tensión internacional creciente por cuenta de la batalla de Alepo en curso y entre rumores de todo tipo, tras la suspensión de las negociaciones entabladas entre rusos y norteamericanos -con vistas a la puesta en practica de un alto el fuego en aquella ciudad siria-, el pasado día tres del mes de octubre en curso. ¿Atacarán los americanos -o sus aliados- antes de que el derrumbe -en curso, cuestión de días- del bastión de los rebeldes islamistas en Alepo se acabe consumando? Las apuestas se admiten
Estamos ya mes de octubre adentro pero la tensión internacional va -peligrosamente- en aumento como si estuviéramos en pleno mes julio o de agosto, como cuando la crisis de Munich que fue ya el pre anuncio del estallido (un año mas tarde) de la Segunda Guerra Mundial. Los medios digitales franceses noticiaban a toda plana en las últimas horas que en Rusia los medios hablan ya como si hubiese dado inicio (sic) la Tercera Guerra Mundial, con escenarios de refugios anti-atómicos en Moscú y de racionamiento de productos básicos -como el pan- en San Petersburgo en previsión de lo que pueda ocurrir.

El todo dentro del marco de la escalada en Siria, por el refuerzo del arsenal armamentístico con baterías de misiles anti-aéreos S-300 y S-400- de las dos bases rusas en territorio sirio (Tartús y Hmelmin) y concretamente el recrudecimiento de los ataques en en el sector de Alepo que habrá coincidido en las ultimas horas con un nuevo aumento en intensidad de los bombardeos rusos y pari passu en los niveles de histeria humanitaria de los medios occidentales.

Mientras tanto, Francia vive en las últimas hora su particular guerra de propaganda en el tema sirio, acorde con su vocación de antiguo a ejercer un protagonismo internacional -a escala planetaria incluso- en el terreno diplomático, a falta de protagonismo de otros terrenos en los que su posición aparece más débil o claramente subalterna respecto a las otras grandes potencias (Gran Bretaña, Rusia, China y los Estados Unidos)

 La edición (papel) de hoy del diario francés de izquierdas “Libération” publica un reportaje a doble pagina bajo el título “Alepo. Las mentiras (“intox”) de los que defienden a los rusos”, con el telón de fondo de la anulación anunciada ayer miércoles por el propio Vladimir Putin de su anunciada visita a París para el miércoles de la semana próxima (el diez y nueve de este mes, aplazada “hasta mejor ocasión” y en respuesta sin duda a la agitación anti-rusa (y anti-Assad) de ciertos medios, a la crispación creciente en la opinión publica francesa por cuenta de la campaña de bombardeos rusos y la eventualidad de posibles incidentes de resultas de todo ello, durante la visita, pero habrá sido sobre todo -así cabe concluir- en reacción por parte rusa ante las dudas que el propio presidente francés se habrá permitido en publico sobre la oportunidad de la visita de su homólogo ruso.

Y así, el diario mencionado sale al quite de la postura del presidente francés, François Hollande, en el tema de la guerra en Siria, tratando de rebatir uno por punto los argumentos avanzados en las últimas horas por tres destacados tenores de la política francesa en al actualidad, François Fillon, antiguo ministro de Nicolas Sarkoy y candidato a las primarias en curso por su partido (los Republicanos,de tradición gaullista), Jean-Luc Melanchon, lider de la izquierda ex-comunista y Florian Philippot vicepresidente del Frente Nacional francés y brazo derecho de la presidente del partido Marine le pen. Y lo mas pertinente y certero e incisivo lo haya sido tal vez la comparación que se habrá permitido el antiguo primer ministro, en la cadena de televisión Europa 1 entre la reacción de los medios occidentales por los bombardeos de Alepo y el mutismo de esos mismos medios ante los bombardeos del Yemen -y de su capital Sanaa- por la aviación de la Arabia saudita. y la persecución de los cristianos de Oriente a manos del Estado Islámico.

Y sin duda, de todos los argumentos que viene a detallar el diario izquierdista, el que más les escuece, a tenor lo capcioso y rebuscado de la replica, enfrascándose en una contabilidad de daños y prejuicios de uno otro conflicto por donde el referido diario viene a cargar la totalidad de los muertos del conflicto en Siria -unos trescientos mil -frente a los seis mil ochocientos en los que cifran el conflicto del Yemen (desde hace año y medio)- por cuenta de los malos, léase de las fuerzas del régimen de Assad y de sus aliados, y también en una distinción capciosa entre formas de guerra total -como les parecen los bombardeos rusos de Alepo (que el embajador francés había ya comparado hace unos día con el bombardeo de Guernica)- y simples daños colaterales (sic) debido al descuido y la falta de profesionalismo (sic) de los pilotos saudíes (y de países aliados), a los que sin duda achacan los mas de ciento cincuenta muertos del ataque aéreo hace pocos días a los asistentes a un boda en la capital yemení -en manos de los rebeldes por/iraníes-, en plena ceremonia (...)

Pero lo que mas atención merece diario izquierdista francés lo es el argumento -esgrimido en su cuenta twitter por el vicepresidente del Frente Nacional- acusando a la diplomacia francesa de ir a remoque de las miras geoestratégicas de la diplomacia norteamericana invocando que el presidente Obama diera marcha atrás en el último minuto por no decir en el último segundo (a principios de septiembre del 2013) -cuanto les sigue escociendo! (a ellos como al conjunto del bando anti-Asad-, dejando así a la diplomacia francesa (y al presidente Hollande) en la estacada-, en su decisión de atacar a Siria por cuenta de la crisis de las armas químicas, lo que de concretarse hubiera podido derivar fatalmente en un escenario -rayano en una Tercera Guerra Mundial- de un conflicto directo de los Estados Unidos y sus aliados con Rusia de alcance imprevisible.

Y mientras concluyo estas lineas los llamamientos se intensifican por parte rusa a los rebeldes que aun resisten en Alepo (Ese) para que abandonen la ciudad por los corredores que serían puestos a su disposición, y mientras, las fuerzas del régimen siguen avanzando calle por calle al interior del reducto rebelde, por su parte Norte, tras haber conquistado posiciones del mayor valor estratégico en los últimos días. Una carrera contra reloj pues lo que se presenta a la diplomacia al más alto nivel los días que corren con la reunión prevista para el sábado en Lausana -¿un nuevo Munich?-, entre el secretario de estado USA y su homólogo ruso, en el marco de un periplo por la capitales occidentales del jefe de la diplomacia norteamericana que le llevara a encontrar justo a seguir, a los representantes de la diplomacia británica, francesa y alemana, sus principales aliados En el marco todo ello de la actual campaña presidencial americana como lo recuerdan los medios rusos. Trump o la tercera guerra mundial.

Así plantean los medios rusos la alternativa que se presenta al electorado de Norteamérica, que es lo que vendría a anunciar a sus ojos el triunfo de Hillary Clinton. “Serían Hirosima(s) y Nagasaki(s) por todas partes” previene por su parte el líder nacionalista -y corifeo propagandísticodel Kremlin (y famoso por su gusto de la provocación), Vladmir Jirinowski, amigo de antiguo de Jean Marie Le Pen y viejo conocido mío -de oídas quiero decir,- del que me acusó por su cuenta y riesgo una publicación anti-facista en Bélgica hace ya siglos -durante la guerras de los Balcanes nota bene-, ser uno de los mas acérrimos partidarios. ¿Ataque norteamericano (o aliado) en puertas, o simple puja al alza de los medios? Se admiten apuestas

No hay comentarios: