miércoles, mayo 18, 2016

FRANCOS Y VISIGODOS Y EL JUDEO CRISTIANISMO


La alcaldesa de Guadamur (PP) -ver nuestra entrada de ayer- da muestras de conciencia histórica lo menos que se puede decir. De la historia de los godos y los visigodos tan estrechamente ligados a la historia y a la prehistoria de la localidad toledana que ella dirige. De la historia de las glorias godas y visigodas y también de sus infortunios.
Como lo muestra el hermanamiento -bajo su mandato- de Guadamur con dos localidades emblemáticas de la historia de Francia y de España en los albores de la civilización europea (de Occidente) Vouillé, la primera de ella, que Menéndez Pidal en su Historia de España transcribe en su forma latina arcaica de Vogladerunt, como si le diera reparo o vergüenza llamar en francés la localidad -en las inmediaciones de Poitiers- donde se selló el destino del reino visigodo en Francia que llegaba hasta el Loira, a manos de los francos de Clovis (ayudado nota bene por los bizantinos) que habia fundado su reino franco en la localidad (hoy en Bélgica) de Tournay, que arrebataron a los visigodos -en la foto (una vista esplendida de su catedral románica, tan magnifica como la planta gótica del castillo de Guadamur, primera foto)-, donde los españoles según me contaba un belga en tono amistoso, exterminaron al ochenta por ciento de la población (¿en justa devolución de la matanza de visigodo en Vouillé?) Debían haber acabado matándolos a todos, me glosó en tono jocoso (…) La Historia al riesgo de la Memoria, cabria glosar así el tema. Ortega y Gasset añoraba a los francos por verdaderos germanos puros, que eran a su gusto los que deberían haber vertebrado España y no los godos “acoholizados de romanismo” Lo que se enseñaba sin duda en las universidades alemanas (léase prusianas) por las que él pasó de joven, con una beca de la Institución Libre de Enseñanza. Los franceses de la Nouvelle Droite son en cambio mucho mas críticos con sus antepasados a los que acusaban de haber quebrantado la ley (sacrosanta) de hermandad de la sangre que ligaba a los pueblos germanos antiguos, por cuenta del judeo cristianismo. Esas cosas, no estaría demás que la alcaldesa las contase a sus vecinos, después de sus viajes (...) A Franco desde luego no le hubieran desagradado

No hay comentarios: