ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!

ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!
SEMPER IDEM

miércoles, marzo 02, 2016

BESO EN LA BOCA ¿BESO DE JUDAS?

Un beso en la boca tal vez el más célebre (entre varones) de la historia contemporánea, el que se dieron Leonidas Breznev y el dirigente aleman oriental Eirc Honecker (Berlín, junio del 79) Y la hipótesis se admite que acabe viéndose eclipsado en el recuerdo (de los españoles) por el que se acaban de dar hoy el lider de la coleta y un correligionario suyo de Barcelona -que acababa de atacar sin ambajes en su intervención al candidato del PSOE- en plena cámara de diputados. Beso de judas, así corre el riesgo el interesado que se vea estampillado su (acalorado) gesto por algunos (mayormente entre socialistas)
Pecado mortal. Materialíter y formalíter. Sin que admita excusa alguna (por la preparación que supone en la consumación -sic- de la cópula sexual y por sus analogías con la misma, para más abundamientos) Así se juzgaba y calificaba y condenaba sin tapujos en la teología católica tradicional -y en la progre del concilio no sé si así siga siendo- el beso en la boca (entre personas de distinto sexo, y fuera del matrimonio)

Y eso es lo que acaban de cometer a la vista de todos, en retransmisión directa desde la cámara de diputados y ante las miradas estupefactas y boquiabertas de aquellos y aquellas que habrán presenciado de cerca la escena, el representante de la marca Podemos de Cataluña (de la que no recuerdo exactamente el nombre) -que acababa de decir nones a la oferta de Pedro Sánchez desde la tribuna- y el líder de la coleta que sorprende una vez más -nacido para eso se estaría tentando de decir- tanto a propios como a extraños.

El beso/prohibido habrá encendido las redes -que a fe mía no necesitan de mucho fuego para encenderse (tan combustibles ellas)- y habrá traído a la mente de muchos otros y en particular entre gentes de izquierdas, ese otro beso en la boca memorable del dirigente comunista alemán (de la llamada entonces Alemania Oriental) Eric Honecker y el líder soviético, Leónidas Breznev (de antes de la caída del Muro)

¿Pura anécdota? Es posible, si se le suman no obstante otras vicisitudes de esta sesion de investidura y sobre todo propósitos todo menos anecdóticos entresecados de la intervención de Pablo Iglesias en la misma, cabe concluir así al menos a primera vista que la pinza (bis) -del PP- goza de buena salud, que no hay miedo que nada ni nadie la hagan saltar por los aires con vistas a la segunda votación de investidura, y que nos dirigimos en consonancia despacito y buena letra hacia nuevas elecciones anticipadas.

Digan lo que digan, especulen lo que quieran algunos medios de izquierdas de la prensa extranjera (en la órbita de la internacional socialista), como lo vengo observando en las últimas horas. Iglesias se habrá transportado (otra vez) -como en levitación anímica- a la guerra civil (del 36) en su discurso, sin dispensarnos siquiera de permitirse evocaciones penosas como la de la dirigente socialista metida a miliciana y a presidir tribunales populares (de exterminio) durante la guerra del 36, Margarita Nelken (a las que parece que tanto añora)- ni los ataques personales a figuras intocables del PSOE como a Felipe González, como si quisiera así justificar el estar prestándose a figurar de compañeros de viaje o de aliados objetivo de la derecha (infrecuentable) en las votaciones de investidura.

Esa es la impresión que nos da al menos. Y en esa perspectiva, el líder indignado no podía escatimar tampoco sus ataques a esa derecha apestada y aborrecida. A un partido de corruptos (sic) y fundado (sic) por siete ministros de la dictadura. El espectro del 15-M le habrá servido también de coartada, erigiéndose una vez más en su heredero o legatario (o albacea testamentario mas bien para ser exactos)

Hay otro detalle que puede pasar por anecdótico aunque a algunos no nos lo parezca tanto, de la intervención hoy en la cámara de Pablo Iglesias y es su mención de las Lanzas de Velázquez y la interpretación -históricamente errónea- que se permite del mismo con lo que se vuelven a destapar con no poco estruendo de nuevo las lagunas (clamorosas) de estos brillantes profesores universitarios -como una raza especial (indignada) de niños/prodigio- que nos vienen vendiendo los medios por obra y gracia de la pinza anti-PSOE y por cuenta de la causa del 15-M y de los indignados.

En algún medio ya se lo habrán sacado a relucir, y no haría falta pues volver a repetirlo aquí, y si es cierto que el celebre cuadro no testimonia ninguna derrota ni ninguna rendición (sic) española, sino al contrario -en el marco de aquella guerra de Flandes interminable- no es menos ilustrativo y elocuente el comentario al respecto del líder indignado, y es de la vision de derrota que arrastran -más o menos explícita o subliminal apenas- del conflicto histórico aquél una gran mayoría de españoles ya sean de izquierdas o de derechas. De lo que en realidad fue, una derrota mundial para España, y principio a la vez de nuestra (interminable) decadencia.

Una verdad mas o menos escondida o semi enterrada y olímpicamente ignorada o tergiversada en la historia oficial, y sin duda que sea pedir peras al olmo al líder de un partido de las características y del estilo (y tenor) del de Pablo Iglesias, cualquier tentativa por modesta que sea de asumir aquella derrota histórica de España y de los españoles en otro estado de espíritu que no sea el de la autoflagelación y el autodesprecio tan anclados sin duda en nuestro inconsciente colectivo y tan del gusto sobre todo de la izquierda y de la extrema izquierda españolas.

¿Caminamos pues hacia nuevas elecciones? Hasta la segunda votación de pasado mañana viernes todo puede suceder, las cañas tornarse lanzas y ver surgir al candidato socialista -tras el batacazo que se acaba de llevar hoy (mientras ultimo estas líneas)- de nuevo presidente de gobierno como conejito de la suerte. El reto no obstante es de tal magnitud que no creemos que el actual candidato sea capaz ni esté en condiciones de asumirlo y hacerlo suyo. ¿Por propia definición No, por faltón -impresentable- y arrogante, y (cuatrocaminero) guerracivilista

No hay comentarios: