sábado, abril 29, 2017

ZIDANE Y LA ARGELIA FRANCESA

Zinedine Zidane es francés de ascendencia argelina. Este ultimo detalle se me antoja que pasa desapercibido en un amplio sector de la opinión pública española, como me ha sido dado concluir de testimonios que habrán llegado a mis oídos. Y eso es algo que cabe interpretar como un signo ambivalente: o bien de los esfuerzos de integración del antiguo internacional francés -y astro indiscutible del universo del balompié-, o al revés, por lo logrado de una operación de fingimiento o encubrimiento, a saber, de querer hacer pasar algo o alguien por lo que no es.

En mis tiempos de colaboración (a diario) en la blogosfera de Periodista Digital -de la que fui dado de baja en septiembre del 2013- le dediqué un artículo que me mereció una cifra récord de visitantes, -comparado con el conjunto de artículos, unos mil quinientos, que llegué a publicar en ese medio digita-, y que hoy juzgo en visión retrospectiva un tanto severo para con él. Confieso que tenia aun frescas en mi retina y en los oídos las sesiones de tortura psicológica -de tratamiento cruel,inhumano y degradante- -que me vi infligidas- a mi paso por la prisión belga de Forest en el centro de Bruselas.

Y era a base de unos programas de música joven -sustancialmente música de rap- que nos ponían a todas horas del día y de la noche en la celda psiquiátrica en la que me vi (inexplicablemente) encerrado las dos primeras semanas de mi detención, y que me impidió conciliar prácticamente el sue´no todo el tiempo que permanecí allí encerrado -llevándome al borde de la depresión- y de los que retuve un nombre y un rostro que aparecían con frecuencia en la pantalla allí dentro, el del cantante de rap francés -de Marsella- Akhenaton, que iba por entonces de converso del Islam, y al que no sé exactamente por qué motivo asocié desde entonces con Zidane, sin duda por razón de la amistad y de la misma extracción social (crecidos en barrios de inmigración) que les unía.

Y me vería confirmado en esa impresión dos años mas tarde con ocasión de las elecciones presidenciales francesas de abril del 2002, cuando ese mismo cantante de rap encabezó una recogida de firmas contra la candidatura de Jen Marie Le Pen, en la que cupo también cierto protagonismo a Zinedine Zidane. Zidane en realidad es un caso atípico de vástago de la inmigración (musulmana) en Francia. Hijo de “harkis” que se replegaron sobre el Hexágono tras la terminación de la guerra de Argelia después de haber apoyado la acusa de la Argelia francesa, está casado con una española emigrante en Francia, y sus hijos llevan nombres europeos -italianos (...)- de cara por lo menos a la galería, si en casa se siguen llamando así esta por ver (supongo que sí)

La buena aceptación que cosechó hasta ahora Zidane entre españoles dice ya algo en su favor. Pero no le da patente de corso en modo alguno a la hora de meterse en política aunque sólo sea a través de los medios. Como sea, en España parece gozar desde luego de mayor aceptación que en Francia. Y a no dudar que posturas como lo que acaba de tomar tan abiertamente en contra de la candidata a la presidencia de la Nación le enajenan fatalmente de entrada un sector considerable de la opinión publica y de la sociedad en el país vecino.

Y en mi opinión y en la de muchos debería ser un poco mas discreto en esos temas. En razón precisamente de esa buena imagen de la que goza entre españoles y de los lazos innegables que nos ligan a Francia y a los franceses

1 comentario:

Anónimo dijo...

http://www.alertadigital.com/2017/04/28/marine-le-pen-responde-al-argelino-zidane-con-lo-que-gana-no-me-extrana-que-vote-a-macron/