ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!

ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!
SEMPER IDEM

lunes, abril 03, 2017

¿MORIR POR GIBRALTAR?

El recrudecimiento de la crisis anglo/española por culpa de Gibraltar exhuma fatalmente en el recuerdo la figura (trágica) del rey Pedro I -”el Cruel”-, que encarnó una alianza con Inglaterra en los tiempos de la guerra civil castellana. ¿Enemigos históricos de España, Inglaterra y el Reino Unido? ¿En qué testamento de Adán (Jose María Aznar dixit) está escrito que deberían seguir siéndolo “in aeternum”?
Cartas sobre la mesa. Me siento en desfase (in crescendo) con la operación de opinión pública que se esta montando por cuenta del contencioso -en proceso de inflación in crescendo- a cuento de Gibraltar entre España y el Reino Unido. Y me apreso por cierto a comunicarlo en estas páginas. Gibraltar islas Malvinas, comparaciones odiosas.

Las Malvinas para comenzar fueron un descubrimiento y una conquista- de España, de mucho antes de convertirse en una reivindicación fetiche del nacionalismo/argentino, del que aquí todos ya saben cuales -y cuantas- son mis reservas, de todo tipo. De antiguo además, por haberlas expresado en mi blog y en algunos de” mis libros. Y es algo que pagé contante y sonante al final de mi estancia por tierras del Río de l Plata hace ya la friolera de treinta y siete años (como aquí algunos también ya lo saben) Que provocó mi marcha de allí, para más señas.

La guerra de las Malvinas -justo después- me pillo fuera de allí y fuera de España (en Francia) y un poco -por vía de consecuencia- a años luz también del consenso casi unánime que vio la luz entonces en ese tema tanto en la clase política como en la opinión publica española. E iba -mi disentimiento- en el sentido de una postura de neutralidad que fue la regla entonces en la mayor parte de los países europeos por encima de los Pirineos.

Inglaterra, enemigo histórico de España. Ese es el fantasma -político y religioso a la vez (de la pérfida Albión)- que algunos están empeñados en resucitar ahora, y tras el cual apunta el fantasma de una nueva guerra de religión disfrazada de pretextos políticos como lo fue en definitiva el conflicto de Irlanda del Norte, a cuento del que, en varias ocasiones me manifesté sin equívocos -y casi en solitario entre españoles- en favor del unionismo protestante,referente a la agresión terrorista del IRA, aliados (no se olvide) de la banda ETA en el país vasco. Las cosas claras ya digo.

El libro sobre la Leyenda Negra que evoqué ya repetidas veces en este blog las últimas semanas -y que me habré estado yenedo en la Biblioteca Nacional de Madrid estos días- se termina significativamente con un testimonio gráfico que se presta a especulaciones y a comparaciones (“odiosas”) y me refiero a la intervención en 1999 del reverendo Ian Pasley -coco en su momento de los medios españoles- líder del unionismo protestante en el Ulster durante el discurso del papa Juan Pablo II en e l Parlamento Europeo y tras la que no era fácil adivinar -mas allá de las alusiones religiosas (de signo anti-católico) del eclesiástico protestante- una reacción de repulsa a la postura de la iglesia -del vaticano y del pontífice entonces reinan- de apoyo a la jerarquía “eclesiástica irlandesa comprometida mas o menos abiertamente a favor del terrorismo independentista del IRA, de singo anti-británico.

Estuve (casi) solo entonces como lo estuve en las guerras de los Balcanes años después No es óbice que asumí y asumo. Entonces igual que ahora ¿Morir por Gibraltar? La ironía del destino es que la tesitura en la que nos sitúa la crisis inc crescendo por cuenta del Peñón despierta fatalmente el recuerdo (espectral) de otro grito análogo que se hizo celebre a finales de la década de los treinta, en vísperas del estallido de la Segunda Guerra Mundial. ¿Morir por Danzig?

Y curiosamente cabe percibir hoy igual que entonces -¿por que ocultarlo?- un protagonismo polaco innegable en la que la crisis entre España y el Reino Unido, y mas allá, entre la UE y el reino Unido, por cuenta del Bréxit. Que habría sido -según todos los visos- mayormente una reacción de la opinión publica britanica, de signo anti-polaco.

¿Morir por Gibraltar? La pregunta que estamos haciendo algunos españoles -pocos muchos- las horas que corren

3 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.alertadigital.com/2017/04/03/francisco-lacayo-del-mundialismo-y-enemigo-de-los-cristianos-el-vaticano-acoge-a-13-nuevos-refugiados-sirios/

Anónimo dijo...

http://gaceta.es/pio-moa/gibraltar-problema-madrid-londres-04042017-1807


ESTAS RAZONES SOBRE GIBRALTAR se supone que serán avaladas por quienes

se proclaman contra el colonialismo y contra los paraisos fiscales.


El hecho de que durante el régimen de Franco, España reivindicara la soberania sobre Gibraltar...

demuestra en el vilecimiento lacayuno de los gobiernos españoles de Alfonso 13, de AlcaláZamora, de Azaña y de los del régimen posterior a 1975.

Quienes en Andalucia ayoyan a PICARDO se suppone que cobran comisiones por parte de los piratas de Gibraltar.

Y hay que recordar que ha sido RUSIA quien a sugerido recientemente al Reino Unido... que para poder acusar a Rusia por anexionarse de un territorio ruso como es Crimea, antes deberia DEVOLVER las Islas MALVINAS y GIBRALTAR...

Juan Fernandez Krohn dijo...

In dubio libertas, reza el principio escolástico. Y Gibraltar es un tema rodeado de sombras, a imagen y medida de nuestra decadencia histórica. Dices que Franco lo reivindicó. Si, para uso y consumo interno, y para un forcejeo diplomático de cara a la galería que duró décadas y que no llevó prácticamente a ninguna parte.

Recuerdo que la primera manifestación con dieciséis años a la que acudí en mi vida fue delante de la embajada italiana en Madrid, por unas banderas españolas que habían quemado en una exposición en Milán (no recuerdo bien con qué motivo) Y recuerdo que en la manifestación no se gritaba casi otra cosa que ¡Gibraltar español! El asunto/exterior -tolerado- de un régimen rendido a los aliados (en el 45)

Incluso las intentonas de recuperación durante la Segunda Guerra Mundial como la de Narciso Perales fueron de iniciativa alemana, que Franco veía con las mayores suspicacias. Gibraltar caerá como fruta madura, dijo el Caudillo, se refería tal vez a la próxima reencarnación, si no, no se entiende.

Y lo de Rusia de ahora son imperativos de geopolítica. O tal vez también un complejo de culpa histórico, que en los tiempos de la Unión Soviética dejaran en la estacada a los militares argentinos que se fiaron a ellos. ¿Cuando se solidarizó en el pasado la diplomacia rusa con España en tema Gibraltar? Ni en los tiempos de la URSS ni en el de los Zares, cuando España ya no contaba lo mas mínimo en el concierto internacional. Y lo mismo cabe decir de Polonia y de los polacos, responsables primeros del Bréxit en la opinión de muchos.

Los llanitos ni quieren ser españoles ni son españoles o no más ni menos que los españoles oriundos de por encima de los Pirineos, que se sienten más súbditos que otra cosa de los piases de acogida. Y la población española de aquella zona se acomoda bien con la situación de antiguo a todas luces ¿Piratas en Gibraltar? Y acaso no los hay en Algeciras o en la Costa del Sol. ¿Qué alternativa si no? ¿Una nueva autonomía fuente de problemas como las otras? No gracias.

Y si Picardo ofrece -sin duda- perfiles odiosos, no los ofrece menos la alcaldesa de Paris "oriunda" y socialista -y exhibicionista- que ha llenado la capital francesa de inmigrantes no europeos que abarrotan las plazas y calles hasta en las zonas más céntricas. Salvo meliore judicio, todo lo que acabo de exponer, ya digo. Por eso mi respuesta en este tema es un interrogante.

¿Morir por Gibraltar? Todo antes que una nueva guerra de religión entre católicos y protestantes, con el papa /argentino manejando los hilos entre bastidores. Horresco referens! Saludos