martes, marzo 14, 2017

SIRIA EL PAPA FRANCISCO Y LOS PATRIOTAS ESPAÑOLES

El papa Francisco, en una alocución el pasado mes de septiembre condenando los bombardeos de Alepo por parte del régimen de Assad y de la aviación rusa. ”Los responsables de los bombardeos de Alepo tendrán que rendir cuentas a Dios”. Punto. Coincidiendo esa maldicion papal con la mayor tal vez de todas las ofensivas de guerra de proganda en la prensa global, a favor de la rebelion anti-Assad, de todas las que surcaron la guerra en Siria, y en particular la batalla de Alepo.a escala del planeta. Y sin embargo ahora todo el enjambre de patriotas/españoles, envueltos (de nacimiento) en los tentáculos y telarañas de de la santa/madre -y “pari passu” de la diplomacia papal y vaticana- se suben sin el menor rubor al carro a toda prisa de los vencedores de la guerra en Siria. En el nombre del padre, del hijo, del espíritu santo y del papa de Roma. ¡Tristeza y melancolía!
Se viene diseñado a toda prisa en los llamados medios patriotas un frente pro-Assad en el tema de la guerra en Siria que nos suena a algunos un poco a toro pasado. Así, me llega noticia de una obra de reciente aparición, a base de entrevistas con figuras del sector digámosle patriota (y asimilados) de los que me siento excluido y excomulgado desde hace grosso modo treinta años (y más), como lo vengo denunciando en este blog desde hace algún tiempo .

No se les oyó mucho, anteriormente -lo menos que se puede decir- en su defensa del bando pro-régimen en la guerra en Siria. Y cabe decir concretamente, que cuando se produjo un punto de inflexión decisivo en la evolución del conflicto, en septiembre del 2013 con ocasión de la crisis de las armas químicas que estuvo a punto de desembocar en una intervención de los Estados Unidos sobre el terreno, el mutismo de ese sector fue -salvo excepciones- fue prácticamente total.

Soy formal en lo que afirmo. Y en prueba de lo que digo -fácil de probar por lo demás- puedo alegar mi breve intercambio epistolar un poco mas tarde, por la red (Facebook) con uno de los entrevistados en la obra a la que aquí aludo, Gustavo Morales, a quien puse delante de los ojos de ese fenómeno de mutismo y (pari passu) del aislamiento y de la soledad a la que nos veíamos confrontados los que habíamos tomado claramente partido -en favor del régimen de Assad- en el conflicto. Y recuerdo (y retuve) su afirmación que el régimen de Assad era (sic) el mal menor, como todo comentario. Del mal menor al gobernante legitimo (sic) con el que ahora se les llena la boca a esos sectores, hay un trecho ¿no os parece?

En realidad, todos o casi todos esos grupos patriota estaban y siguen estando en la órbita de la santa/madre. Léase envueltos en los mil tentáculos (y telarañas)à de la diplomacia vaticana a escala mundial que jugo casi -el papa Francisco a la cabeza- hasta el final la baza de la rebelión moderada (muy islamista y poco moderada) Hasta la caída de Alepo (Este) en diciembre último para ser exactos.

Aviso pues a los recién llegados -al bando de los « buenos-, subiéndose al carro a toda prisa. Este blog esta llenos de testimonios de la postura sin falla y sin el menor equivoco que fue la suya y a la de su autor, de antiguo y hay por ahí incluso otros testimonios no menos fehacientes de artículos desperdigados navegando en Internet de mi blog anterior en la blogosfera Periodista Digital -cancelado en septiembre del 2013- de los mismísimos orígenes del conflicto.

¿Pueden todos esos obreros de la hora nona -todos ellos en unión, no digo ya uno por uno- aportar tantos testimonios y pruebas de una postura mantenida de principio hasta el fin como habrá sido la mía en el tema de la guerra en Siria? Soy todos ojos y oídos

1 comentario:

Anónimo dijo...

http://gaceta.es/noticias/mentira-enfrentamiento-unamuno-millan-astray-salamanca-24022017-1747