martes, marzo 21, 2017

SOCIEDAD CIVIL CATALANA

Hay que ser realistas, en política más que en otros planos o dominios. Realpolitik. Hoy como ayer. La pulsión independentista es un dato inesquivable de la realidad catalana y por consiguiente de la política española a nivel nacional. Un elemento más de la dialéctica o de la elipse ye configura a la sociedad civil catalana hoy por hoy, oscilando entre el independentismo y el apego a una España unida. La manifestación de Sociedad Civil Catalana ha reunido mucha gente por las calles de la Ciudad Condal. El nombre de España siempre convoca en Cataluña, ayer como hoy y lo seguirá haciendo en el futuro. La consigna “contra el golpe separatista me deja un poco frío y escéptico, lo confieso, pero e sin duda era la mas acertada. No vivo en Cataluña. No conozco de cerca la situación allí. Me veo confrontado en cambio a veces aquí en Bélgica -como ahora- a descendientes de catalanes, que refiriéndose a sus raíces hablan de España y no de Cataluña. Y se me antoja de pronto que Bélgica -convertida, de teatro de operaciones de la guerra civil interminable en terreno de entente entre descendientes de españoles tercera y cuarta generación y los demás españoles (de dentro de fuera de España) – pueda contribuir a reconciliar o soportarse al menos -- a los catalanes y al resto de los españoles. Como los belgas entre sí, flamencos y valones