domingo, marzo 19, 2017

Poesía de Mujeres

La sorpresa te precede
y la sombra te acompaña
mujer huidiza, difícil,
venida de las montañas,

de un país que no olvidaste
a otro país que te ama
que no quiere dejarte ir
y por eso te mima y te halaga

aunque tú no te des cuenta
que eres lista y a la vez cándida
y no te apercibiste amor
de todo el lío que armas,

de todo ese escándalo (magno)
que a ti mi amor te resbala
y se montó detrás tuya
entre tormenta y bonanzas

entre tus largas ausencias
y ese estar puntual, sin falta
a las citas del destino
que no te olvida y te llama,

navegante entre mil dudas
entre el Amor y la Nada
entre un mar de fingimientos
y la Verdad de tu alma

hasta que al fin te decidas
a ponerle un fin a la farsa
que a mi costa -¡pato infeliz!-
se tienen mi amor montada

corzo cándido y por libre
que esquivaba las celadas
y en cambio caía a veces
jugando amor a las damas

que sólo sabia de mujeres
plebeyas o cortesanas
lo que aprendí amor a destiempo
y mi poesía me inspiraba

¡poesía de mujeres mi amor!
para ellas, más que nada
que me soplaban mis musas
entre un montón de fantasmas.

Que pongan en mi epitafio
cuando se acabe esta danza:
amó a las mujeres en sueños
las miró y admiró ¡sin tasa!

Como un poseso o un devoto
de una fe santa y pagana
y lo gritó por los techos
sin miedo amor y sin tacha

buscando que tú me oyeras
aunque me dieras la espalda
que por eso obré como obré
en aquel trance (¿me amas?)


Con esos ojazos amor
y esa anchura de caderas
no daría por ti un ardite
¡te redime tu belleza!

Te redimen esos aires
de pepona, de muñeca,
y esos mohínes tan ñoños
y esas miradas tan tiernas

y esas espaldas que luces
en la noche de verbena
que se confunde contigo
y con tu linda melena

Yo a las mujeres las libro
del juicio y la condena
y sólo me inspiran amor
...¡o legitima defensa!

Y entre amor y santo/pavor
así me sentí poeta
así se me fue la vida
amor ¡a la rueda rueda!

Entre Sueño y Desengaño
entre Mentira y Promesa
entre Eros y Tanatos
y entre el Instante y la Ausencia

y si me preguntan mi amor
en tesitura tan seria
si todavía te quiero
te dejo a ti la respuesta

que le cogí miedo a tu vida,
que no quiero mas problemas,
que le cogí miedo al destino,
al Fatum y a sus sentencias

y a enredarme en esos lazos
que tejes sin darme cuenta
¿listo para el laberinto?
por el Amor, lo que quieras

pero no me pidas tanto
que ya me basta mi pena
y prefiero decirte adiós
antes que me embistas, fiera