ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!

ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!
SEMPER IDEM

viernes, marzo 03, 2017

FILLÓN DE GAULLE CINCUENTA AÑOS DESPUÉS

La declaración pública que hizo ayer François Fillon anunciando que no renunciaría a su candidatura cobra casi cincuenta años después los mismos acentos -épicos, históricos - del célebre discurso ("contra el comunismo soviético") del general De Gaulle del 30 de mayo del 68, que puso fin al mayo francés. Me quedé solo entonces, a partir de entonces que me diga (prácticamente hasta hoy) Porque la apuesta generalizada en España entonces de la izquierda y la extrema izquierda a la derecha falangista (en versión “ni de izquierdas ni de derechas") -del diario Arriba y del SP- fue a favor de los enrabiados. Y vuelvo hoya apostar por François Fillon como lo hice -con éxito- entonces por el general De Gaulle. Y vuelvo a quedarme solo ahora, qué remedio -en una cacofonía de voces anti-Fillon en los medios españoles- como lo estuve entonces
En la Historia de la Colaboración de Dominique Venner que ya cité en entradas anteriores de este blog se mencionan pocos nombres de españoles, lógico tratándose del capítulo francés de la historia de la segunda guerra mundial. En el aparado no obstante dedicado en la referida obra a la depuración salvaje (como el autor la llama) -hacia el final de la segunda guerra mundial (otoño invierno del 44-45)- se hace una excepción y es la del guerrillero asturiano comunista Cristino García al que se cita como uno de los protagonistas principales en materia de depuración y de represión en una zona limítrofe del Macizo central, a partir del cuartel general que tenían instalado él y los suyos en el castillo (chateau) de Jonas, departamento del Ardèche (al Sur de Lyon) que vendría a ser importante lugar geométrico de actividades de la Resistencia francesa, y a la vez zona neurálgica del primer orden en la geografía de la violencia de la depuración como su autor así la llama.

Dominique Venner dedica no obstante al personaje acabado de nombrar -figura en extremo iconográfica (de héroe y de mártir) de la memoria de los vencidos del 36- unas lineas sabrosas en extremo por lo reveladoras y desmitificadoras a la vez y son a cuento de la ornada laboral de ese rojo republicano y los que le seguían, a base de comilonas pantagruélicas en el “chateau” aquel que tenían requisado, que se veían seguidas -con el estomago ya bien lleno- por sesiones de interrogatorio y tortura a sus pobres victimas a los que no ahorraban nada en lo que al refinamiento y la crueldad de sus métodos y procedimiento se refiere. Cristino García figura con honores militares no obstante en ciertos registros de la historia y de la memoria de la Segunda Guerra Mundial en Francia -no sé si en todos-, que suenan no obstante un tanto a falsos y es en la medida su actuación en operaciones regulares -suya y del resto de los guerrilleros rojo republicanos presentes en suelo francés entonces- se acabo, por orden cabe suponer del Alto Mando aliado, justo a seguir a la proeza que se le atribuye de la llamada batalla (sic) de la Madeleine (agosto del 44), en realidad una operación de acoso contraproducente, sin el menor interés estratégico y con enormes riesgos para la población civil, contra unidades alemanes ya en retirada.

El nombre que lleva o que se le tatribuye -de batalla (sic) de la Madeleine- suena también no poco a falso en la medida que le coge prestado el nombre a una celebre batalla -en toda regla- del mismo nombre del desembarco de Normandía. La principal proeza no obstante -si cabe hablar así- que quepa poner por cuenta del legendario/guerrillero español lo son los ochocientos asesinatos (ochocientos) que se cobro la depuración en esa región francesa -conforme a las cifras que ofrece Dominique Venner- que batió sin duda el récord en el conjunto de la geografía del país galo. Los guerrilleros rojo/republicanos españoles -como los senegaleses de de las tropas coloniales franceses fueron casos episódicos que el alto mando aliado y en particular el propio general De Gaulle se sacudieron de encima de prisa y corriendo en cuento que les fue posible, frenando su integración en el ejército regular en el caso de los rojos españoles u ordenando su rápida repatriación en el caso de los senegaleses que intervinieron en la campaña aliada de Francia y de Alemania.

La Resistencia francesa no es comparable ni con el bando rojo republicano en la guerra civil española ni con el maquis de los cuarenta que se siguió. Y con ello reconozco un reajuste (sic) en la óptica que arrastré yo hasta hoy de aquella, y de lo que soy deudor a Dominique Venner, lo reconozco. Y es sin duda lo que explica que el general De Gaulle jugara un papel decisivo en la neutralización y desarme de los guerrilleros rojo republicanos en sus tentativas de invadir España en el 44, y un protagonismo aun mayor como fue el suyo tras la proclamación de la V República francesa en el 58, que haría de Francia (hasta hoy) referente inamovible e insoslayable -más que los Estados Unidos- del régimen de Franco en sus postrimerías, y del que se siguió. Heredé una memoria histórica de la guerra civil y por vía de corolario o de consecuencia de la Segunda Guerra Mundial que me indisponía (un poco) con la figura del general De Gaulle. La jornada del 30 de mayo del 68 quE puso fin al mayo francés me reconcilio hasta hoy en cambio con él, en cuanto al fondo, sin dejar de arrastrar discrepancias en algunos puntos o aspectos de su biografía y trayectoria. Pero incluso en lo referente a la guerra de Argelia el testimonio (fuera de toda sospecha) de Dominique Venner que aquí ya recogí, de la biografía que dedico al jefe de la Francia Libre me habrá echo modificar no poco la óptica que mantuve hasta no hace mucho en el tema.

Dominique Venner venia a decir que para el General De Gaulle, monárquico en el fondo de su alma de descendiente de una familia de viaje raigambre rural, Argelia era por decir así un extravío de la misión histórica y de los destinos de la nación francesa, que los sucesivos regímenes republicanos trataron de conservar, a contrapié por así decir del sentido de la historia. Y la historia efectivamente le dio la razón. Un gran francés sin duda, el general De Gaulle, u como tal no poco incomprensible y desconcertante para los españoles. Como lo viene a ser sin duda el discípulo y émulo de marca mayo que le acaba de salir en las últimas horas, a saber François Fillon convocando una concentración para el próximo domingo en apoyo de su candidatura presidencial amenazada por jueces y periodistas en Paris (plaza de Trocadero, rodeada de barrios “de derechas” emblemáticos en extremo, con una declaración que viene cobrar todos los acentos 'gaulianos' (como los franceses dicen) -no cederé, no renunciaré- de la célebre intervención radiofónica de su modelo e inspirador en aquella jornada tan crítica y y transcendental a la que hice alusión más arriba que se vio seguida (hora mas tarde) de una manifestación gigante por la avenida de los Campos Elíseos. La France c'est mi, decía el general De Gaulle, y la V República fue indiscutiblemente obra suya.

“La Republique c'est moi”, parece haber dicho ahora en cambio François Fillon. ¿Le seguirán sus compatriotas? Apuesto dede luego que si con al misma vehemencia con l a que posté -de muy joven precisamente “entonces- por el general De Gaulle. En solitario porque al apuesta generalizada de todos o casi todos en la España de entonces -que todos tenemos memoria- lo fue, al contrario, por su caída. Desde la izquierda y al extrema izquierda (enrabiada) hasta la derecha falangista (en versión ni de izquierdas ni de derechas) que venían a representar Rodrigo Royo y José Antonio Girón (y el diario SP) Se equivocaron y el error histórico aquel sellaría -a corto plazo- su muerte política, lo que algunos no queremos repetir ahora casi cincuenta años después. Lo dicho, mi apuesta por François Fillon

2 comentarios:

Anónimo dijo...

http://gaceta.es/noticias/marroqui-habria-agredido-sexualmente-200-mujeres-belgica-02032017-1719

...usted está allí....y asi puede verificar si esta información es cierta...
En Austria y Alemania este tipo de noticias se silencia.
En Francia Marine Le Pen es acusada de "xenofobia" y "racismo" por publicar en twiter fotos de las "ejecuciones" de pena de muerte realizadas por el Estado Islámico.
http://www.alertadigital.com/2017/03/01/quinto-ataque-en-dos-meses-contra-mujeres-jovenes-en-berlin-un-hombre-arroja-acido-a-la-cara-de-una-alemana-de-27-anos/

Juan Fernandez Krohn dijo...

Yo me la creo a pie juntillas la noticia esa que recoges pero aquí en Bélgica no se ha difundido -salvo en el medio que tú mencionas-, doy fe categóricamente de ello, que sigo la actualidad belga casi al minuto lo mismo que la española. Y gracias por comunicármelo, porque eso me da una idea (…) la foto no obstante plantea interrogantes de los orígenes auténticos del individuo, lo mismo que del hecho de hacerse pasar por italiano.

Ten en cuenta que en Bélgica la inmigración marroquí es ya antigua de hace ya casi cincuenta años en sus inicios -década de los sesenta-, quiere decirse que hay toda un franja relevante de la población belga por minúscula que sea, fruto del mestizaje. Si entiendes lo que quiero decir. Y te confieso que en los años que aquí llevo me he topado a veces de bruces con casos desconcertantes. Musulmanes de ojos increíblemente azules y a la vez de impronta inconfundible, y por ende más problemáticos si cabe (dicho sea sin generalizaciones) (...)

Y la otra noticia que mencionas de Alemania no deja de ser inquietante. Terrorismo en estado puro. Recuerdo que en la guerra de Afganistán uno de los lideres guerrilleros Hekhmatiar, de la tendencia más anti-soviética según la presa occidental, arrastraba la aureola (de héroe) de haber “vitriolizado” a mujeres afganas.

Fue saber yo de aquello aquello y poner punto final al entusiasmo que había sido el mío anteriormente hacia aquellas guerrilleros islámicos “anti-comunistas”, anti-occidentales más que otra cosa. Saludos cordiales