domingo, enero 29, 2017

Virgencita Flamenca

Te traicionan esos ojos
y ese juego a ser perversa
a fingir lo que no eres
niña bien, perra traviesa,

esos ojos que me escrutan
foto por foto (interpuestas)
entre duendes y fantasmas
que en tu mente juguetean

(flor de una clase selecta
entre el nardo y el alhelí)

soplándote suave susurros
que hablan todos (¡ay!) de mí
y te cuentan mil horrores
que te dan ganas de reír

que te intrigan y fascinan
sin dejar de pensar en mí (¿a qué sí?)
por eso no miras ya igual
cada vez que me fijo en ti

como si toda una imagen (de horror)
se derrumbase de pronto (¡así!)
que de mí te habías forjado
al tuntún (jugando al parchís)

de lo que otras te contaron
buscando el hacerte sufrir
por envidia amor o celos
de tu alma y tu encanto infantil

de ese aire a ratita muerta
de las de callar y dormir
que de noche se despierta
y se pone mimosa ¡a morir!

que ya no pareces la misma
en la foto que anda por ahí
que tuve que mirarla un montón
hasta que al final descubrí

ese misterio escondido
en tu rostro de hazmerreír
que me llegaba a lo hondo
y se me quedó clavado (allí)

y desde entonces no se va
de mi imaginación febril
y yo me pregunto el por qué
de esa obsesión ¡qué frenesí!

Como brujas y demonios
de nuestra memoria feliz
que a fuerza de convocarlos
se aparecen (sin sentir)

y así me gustará verte
volver, en ese ir y venir
que dejó mi alma exhausta
como cansada de vivir

surgiendo de pronto a tu estilo
de modelo de Magritte
angel en rubio ¡mi bebé!
Mi virgencita flamenca (mais oui)


Iba yo navegando en la luz
de un gran Pegaso de armonía
a mil pies de lo humano
y lo divino (por encima)

dispuesto a arrostrar ¡pardiez!
grandes retos en mi vida
que me abran vistas y puertas
y me iluminen la Vía

cuando pensé en ti mi amor
y me invadió la Alegría
y la euforia de vivir
entre cordura y locura (…)

en la cuerda tensa y floja
de un destino que vacila
haciendo los oídos sordos
al rugido de la chusma

que de la calle se hace oír
como no la había oído nunca
(¡vi las orejas al lobo
y le olí el bofe en mi nuca!)

Y justo después te vi amor
sonriéndome en las alturas
de mi imaginación febril
¡Poética calentura!

Poesía amor que promete
que es la que tu amor me inspira
la que me dará amor el triunfo
luchando contra las turbas

de luceros en el cielo
y de diamantes, mi vida,
tan preciosos y tan caros
como lo es mi Poesía

que me tendrá amor bien de pie
la vista alta (y mente fría)
y el corazón casi a estallar
de rabia amor y de furia

cuando todo amor vacile
y tiemble amor o se hunda
y me vea amor sin quererlo
puesto en primera fila

por los que en mí confiaron
y no me negaron nunca
¡dispuesto a comerme el mundo!
¡seguro de tu conquista!

No hay comentarios: