ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!

ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!
SEMPER IDEM

lunes, enero 23, 2017

¡NO A LA VISITA DEL PAPA! (A LA INTERPOL)

¿Un papa “al amanecer”, para el próximo mes de mayo, de paso para Fátima, lo que nos anuncia -preparando el terreno además- el “río” (seis páginas) de entrevista papal publicado este domingo en el diario el País, y adelantándose a ella, la invitación oficial de la alcaldesa izquierdista de la capital de España, y de su congénere rojo/separatista de Barcelona? Va a hacer ahora diecisiete años (en mayo del 2000) se me calló el cielo encima -léase un mandato de caza y captura internacional (sic) de la Interpol- con ocasión de la segunda visita del papa Juan Pablo II a Fátima, residiendo yo con toda legalidad desde hacía ya trece años en Bélgica (...) Y a riesgo de que me vuelva a ocurrir ahora algo similar -en España como en Bélgica- me permito aquí un llamamiento urgente a todos los españoles católicos o agnósticos o ateos o de la confesión que sean. Y es de dar la espalda colectivamente a este papa profeta de calamidades, enemigo jurado de Europa y renegado de sus propias raíces y debelador y calumniador del pasado español en América (A la atención de la Interpol) ¡NO A LA VISITA DEL PAPA!
Seis paginas (seis), a comenzar por la portada a toda plana. Lo nunca visto en la prensa española, ni en los tiempos de mayor gloria del papa polaco San Karol Wojtyla. ¿Por qué? La pregunta que se impone ante la entrevista torrencial -hablando de todo un poco- del papa ítalo/argentino Francisco (Primero) al diario el País publicado en su edición del domingo y celebrada (nota bene) -según se nos informa en la presentación de la misma- el pasado viernes a la misma hora del juramento de Donald Trump con el que el papa latino/ché tiene a todas luces una cuenta pendiente -por mucho que trate de arreglarlo ahora- porque nadie o casi nadie creo que se haya olvidado de las indirectas tan directas que le reservó en los inicios de la carrera presidencial norteamericana el pasado año por cuenta de los puentes y de los muros y demás (y de los que los levantan) Silencio entretanto, atronador, en la prensa patriota -La Gaceta, Alerta Digital, Infovaticana- sobre la entrevista del pontífice, tan política se mire por donde se mire.

¿Por qué y por qué ahora ese acto tan sobresaliente de propaganda fide en lengua española y reservada a un diario español -El Pais “diario global”- y como tal dirigida en primer lugar, de preferencia a España y a los españoles? ¿Una respuesta, -en plan de contraataque- a la ascensión a la presidencia de la primera potencia del planeta de alguien al que el papa del dialogo tiene a todas luces declarada la guerra (por su cuenta)? ¿Una reacción a la desesperada, “huida hacia adelante” -como los franceses le dicen- ante el rechazo creciente en la opinión publica en los diferentes países europeos que habrá acabado cristalizando por su actitud -sus gestos y palabras- en torno al tema de la inmigración en masa (léase de confesión mayoritariamente musulmana) como lo ilustra la aparición justo una semana antes de la entrevista -día por día- de un libro en francés que desenmascara la actitud del papa y de los últimos pontífices -los papas del concilio- al tamiz de la doctrina (novedosa) conciliar y pos conciliar en materia de emigración que marcó un antes y un después en el magisterio eclesiástico desde la terminación de la Segunda Guerra Mundial en el 45?

El peligro (sic) es la búsqueda de un salvador. Es lo que viene ahora a arrojarnos al rostro a modo de acusación o de advertencia o de amenaza el papa de los católicos. Y ese “salvador” -aunque el papa no lo nombra- es a todas luces Donald Trump, que así lo ven al menos una mayoría de compatriotas suyos que votaron por él dando así la sorpresa mayúscula, y rompiendo todos los análisis y desmintiendo todos los pronósticos y predicciones de los medios de la prensa global a escala del planeta. Y lo es ademas por el efecto de emulación que a todas luces viene a suscitar -a las pruebas me remito- de este lado del Atlántico entre las opinión pública de los distintos países europeos y de sus clases políticas respectivas, e incluso en un sector considerable de los medios. Ente paréntesis ¿como concilia la prensa patriota -acabada de nombrar- su entusiasmo (de recién llegados, del día después de su triunfo en las presidenciales norteamericanas, el pasado 8 de noviembre, en España ya al día siguiente de madrugada), por Donald Trump y el silencio atronador que les merecen las palabras del papa y su indirecta no cabe mas directa el nuevo presidente norteamericano apestadof entre los apestados para los garantes de lo políticamente correcto?

El “salvador” -léase, en la óptica papal, el nuevo Anti-Cristo- lo es Donald Trump y todos los que le siguen y le apoyan, pero, su pre figuración más próxima en la Historia reciente lo fue para el pontífice Adolfo Hitler. ¿Y por qué no Stalin, o puestos ya a mirar para atrás, por qué no Mahoma (o Mohamed,) que vino después -con cinco siglos de retraso- del (único) salvador en la tradición católica (y judeocristiana) Curiosamente, las declaraciones del papa venían a producirse -pura coincidencia- al día siguiente del estallido de un polémica en los medios en España por cuenta de la figura de Franco comparada por un dirigente izquierdista a la del Führer. La Iglesia niega su propia historia ¿qué de extrañar pues que guarde silencio sobre la ley de la Memoria Histórica entre españoles?

Niega su propia historia y la condena al mismo tiempo en la figura del papa Pío XII que fue acusado durante décadas de posguerra de silencio (sic) en relación con el holocausto/judío, razón de sobra -dicho sea entre paréntesis- para que su causa de beatificación tenga esperar ad kalendas grecas que se ve ya con toda probabilidad adelantada por la de Bartolomé de las Casas (a todas luces ya de lo mas avanzada) ¿Guardó silencio (sic) el Papa Angélico (como lo llamaba la prensa española a Pío XII durante su pontificado) Sus razones tendría ¿no?

El papa Francisco habla ahora de todo un poco en su entrevista, del turrón de Jijona, de las mujeres paraguayas de las prostitutas italianas, de los que que buscan convertirlas casándose llegado el caso con ellas -¡y a fe mía que el papa ítalo/argentino por lo que dice en su entrevista parece creer en esas cosas!-, de la teología de la liberación (donde la iglesia viene diciendo digo donde dije Diego y vuelta a empezar desde hace ya un rato en el tema)- del liberalismo económico que mata (sic) y ni una sola palabra en cambio sobre la violencia y el terrorismo islamista, del millón (sic) de emigrantes no/europeos en Suecia que le hacen poner los ojos en blanco al papa Francisco,  y de telón de fondo de sus palabras (torrenciales) pecismante ése, la emigración (en masa), los emigrantes y los que pretenden cerrarles las puertas, léase que se niegan a meterlos en propia cama y a besarles los pies (descalzos) como el papa viene preconizando desde su subida al trono pontificio con sus palabras y sus gestos y sus actos, sus advertencias y amonestaciones (por no decir propiamente amenazas) y anatemas sin nombrar a nadie (tirando la piedra y escondiendo la mano)

El papa Bergoglio es un papa argentino, léase ítalo argentino, y arrastra a todas luces -y esta entrevista parece una ilustración en extremo fehaciente de lo que digo- una memoria y una visión histórica de Latinoamérica marcada (al rojo) por la escisión fundamental que representó la emancipación y la independencia americana -al Sur del Río Grande- que revistió (como aquí vengo defendiéndolo sin pausa ni descanso) todos los visos de una rebelión mestiza (anti-española) Y en esa medida la memoria histórica del papa Francisco (Pancho para sus compatriotas) no deja de ofrecer un innegable sesgo anti-europeo lo que explica de por sí solo el problema que a muchos europeos -católicos y no católicos -su actitud en materia de emigración viene a plantearnos (lo quieran reconocer algunos o no lo quieran) Lo que explica e ilustra también el best seller del que me ocupé aquí hace unos días -que lleva significativamente por titulo el papa y el suicidio de la civilización europea.

Y mas significativo lo es aún el titulo original -que sin duda la editorial decidió cambiar en el último minuto como habrá llegado a mis oídos. A saber “el Papa contra Europa. O lo que es lo mismo, el papa contra España. Y no son figuraciones mías. ¿Un papa “al amanecer” -para cuando llegue la primavera- lo que nos está anunciando y preparando este “río” de entrevista en el País en lo que viene a ser un acto descarado de agitprop (y de propaganda fide) hacia un país del que el desapego creciente hacia su figura -y hacia sus posturas y posiciones más polémicas y sus acusaciones graves y calumniosas hacia el pasado español en América- plantea a todas luces al papa ítalo argentino de los católicos un reto del mayor calibre y magnitud? Y a falta de interés por mínima que sea hacia una visita papal a España, ahí esta -como anillo al dedo- la invitación de la alcaldesa (izquierdista) de Madrid para cubrir el expediente.

¿Por qué, si no, no vino ya a la madre/patria -en cuatro años de pontificado- un papa argentino (oficialmente hispano) tan locuaz y tan viajero? ¿Serán capaces los españoles por vez primera en su historia de dar la espalda a este profeta de calamidades (por mucho que se defienda de ello) Ese es el llamamiento que me permito en estas líneas. por mi cuenta y riesgo? A riesgo de se me acuse de estar provocando un enfrentamiento religioso entre españoles (que no lo seria) Y a riesgo de de que se me caiga el mundo encima -léase la Interpol (en España como en Bélgica)- otra vez (como hace diecisiete años) con ocasión de una visita papal. ¡No a la visita del papa Francisco a España (ex profeso o de paso apenas para Fátima) ¡¡¡Respaldad -"pasadlo"-  los que me seguís en este blog esta campaña!!!

No hay comentarios: