ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!

ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!
SEMPER IDEM

lunes, julio 23, 2018

"ME TOO" Y FRANCISCO AYALA (o la indefensión de un Español fuera)

Camilo José Cela Conde, hijo del premio Nobel de Literatura, sobre Francisco Ayala, del que es colaborador y amigo: Desde que es un chollo subirse al carro del Mee Too, estaba cantado que más pronto que tarde habría de suceder algo así

Francisco Ayala, el científico español, profesor –y alto directivo- de la Universidad de Irvine en California, se merece por muy maldito y estigmatizado –más, mucho más (y qué de extrañar) en los medios españoles que en los anglosajones y extranjeros- que se vea, que le dediquemos (de urgencia) aquí estas líneas. Y es que leyendo (absorto) su caso en primer plano y grandes titulares de los medios me entra la inconfortable impresión de un “eso ya me lo conozco”  Como si me estuviese mirando al fondo y a lo más hondo del espejo, es cierto, sin obviar no obstante las diferencias (…) Hasta por una mera cuestion de fechas. Su escándalo se empezó a gestar –léase las investigaciones secretas que le empezaron a perseguir acusado de acoso sexual y por las que se vería finalmente destituido y apartado de aquella Universidad- el 17 noviembre de 2017, ni tres meses (casi día por día) después apenas de mi expulsión el mismo año (6 de marzo del 2017) –por análogos motivos- de la Real Biblioteca Bruselas, y unos días después apenas también de que estallase en Hollywood el escándalo Weinstein (5 de octubre 2017, en el New York Times), del judío magnifico -y violador- por el que vinieron el escándalo (sexual) y la guerra de los sexos. No creo en las meigas, pero hay las. La inconfortable impresión me acomete en verdad de verme sin comerlo ni beberlo en el vórtice de un torbellino o en la onda de un ciclón, de conejo de indias y chivo expiatorio a la vez (por libre designación) o de pato de la farsa. El pato/español de la farsa (klucht) flamenca (…) Hoy de nuevo, como en aquella época, de la “kermesse” heroica y de la leyenda negra, de soldados y capitanes de los Tercios de Flandes mezclados –escenas en blanco y negro- a monjes (en negro), o monje/españoles (como si se tratase de una segunda natura, o tercera) fuera de si –en celo (...)- en escenas de violación de blancas y virginales doncellas, ancladas en lo mas hondo de la memoria por estas tierras (…)

 La historia no se repite, no es óbice que el pasado que no pasa no deja de dar vuelta y más vueltas en la memoria (en españoles como en belgas) La infamia -ya lo explicaba yo en un libro pendiente (aún) de publicación sobre el mito de Fátima - es una pena (y condena) de los tiempos del antiguo régimen (Ancien Regime) incompatible por propia definición con los regímenes de democracia. Eso nos quieren hacer creer al menos. ¡A otro perro con ese hueso!

Porque la estigmatización social (al rojo vivo) es un fenómeno de permanente actualidad, aún en las mas acendradas democracias como lo prueba o ilustra el verse abordado y analizado ese fenómeno como objeto preferente de estudio en la mas reciente sociología norteamericana,
en Estados Unidos la patria de adopción de esa disciplina y tierra de vieja tradición de la sociología del comportamiento y de la conducta humanas (y de sus infamias) ¿Y que tiene que ver eso –replicará un lector espontáneo (en abogado del diablo) eso contigo y con Francisco Ayala?

Español expatriado como yo y también como yo, sacerdote secularizado, no se olvide. Del cura papicida al científico exclaustrado -antiguo dominico-, que cambió ingenuamente  por la Ciencia la Religión como el mismo dice y al que sólo hoy pasan la factura, mientras que a mí –por haber canjeado la Religión por la Política (o por el Sexo y la Política)- me la llevan pasando hace ya mas de una década (…) Por eso, como aquí ya lo tengo explicado, y no por otra cosa. El asunto no se sostiene ante la mas nimia mirada critica, no me digan. Y vaya de entrada –me curo en salud de inmediato- que no voy al fondo del asunto, lo que es difícil que no sea o se convierta más que un (burdo) juicio de intenciones, de los que se abstienen tanto la Justicia de hoy como la Iglesia, de hoy igual que en otra época (De internis ecclesia non judicat)

El tema de la intención además es tan melindroso y complejo y delicado -y peligroso- como el del consentimiento que incendia en España (y en otros sitios) –las redes sociales por culpa de la ministra (socialista) Carmen Calvo-, y que (nos enteramos sólo ahora) ha llevado ya en los últimos meses a la expulsión de miles y miles de jóvenes, blanco de denuncias, de los claustros y de los campus de universidades norteamericanas desde que se propagó la fiebre (feminista) del Me Too en los medios de la prensa global (occidental) y a los estamentos mas influyentes de la sociedad americana.

No entro al trapo ex profeso, pues, de los móviles del acusado, de cuál era su verdadera intención, de si es verdad o no que abusó de su (innegable) situación de poder y de influencia en el seno de esa (prestigiosa) institución universitaria, de si meras muestras expresiones de cortesía o de caballerosidad (sic) se hayan visto como él lo afirma convertidas en acusaciones de acoso sexual en virtud de testimonios guardadas en secreto hasta hoy y de denuncias anónimas –hasta el momento de su expulsión al menos- exactamente igual que le ocurre al autor de estas líneas, Cuestión procesal o de justicia que y debe ser publica, y el fantasma de la Inquisición vuelve a revolotear –se me reconocerá- sobre su caso como sobre el mío, en escenas de leyenda negra. Y en mi caso se me reconceda más todavía, residiendo aquí en Bélgica (…)

¿Creerle (sic) a él o a sus acusadoras (anónimas), como así lo plantea la agitación feminista? No es esa la cuestión (primera): pruebas –en los tribunales como en los procedimientos disciplinarios y las sanciones administrativas) Y a falta de ellas, presunción de inocencia y beneficio (para el acusado) de la duda, como es por todas partes –en el mundo civilizado- la regla. Esa es mi postura. No es óbice que se puede aquí glosar ad infinitum sobre la personalidad del encartado y de algunos datos o detalles todo menos triviales de su trayectoria.

El tratarse de una persona de (cierta) edad, y (nota bene) de ser exponente emblemático –en los Estados Unidos- de una teoría de la evolución (neo-darwinista) en frontal oposición con los postulados más sacrosantos e inamovibles de la ideología (o de la teoría) del género, -en particular eso de que el sexo no es algo real sino una traslación (puramente mental) del hetero-patriarcado (sic) en el mundo zoológico. Y con el fundamentalismo puritano (de signo protestante) que trasluce (nota bene) en la carta de expulsión de Ayala, del rector de la Universidad que le acusa (sic) de haber desafiado nuestras creencias (...) Trofeos de caza mayor (sic), así se llama (agudamente) en comentario digital sobre este asunto A Francisco Ayala y a otros más o menos salpicados en este escándalo, blancos prioritarios de la agitación feminista (o marxista/feminista)
Es curiosa la distancia y precavimiento ante un caso tan claro, tan flagrante y tan escandaloso como lo es la expulsión de su universidad (norteamericana) del español Francisco Ayala que mantienen ciertos medios patriotas. Se diría que ese instinto xenófobo -¿cómo llamarlo de otra forma?- anti-europeo, anti-alemán (o anti-USA lo mismo me da que me da lo mismo), de Españoles primero de todos, tan sensible y agudizado como se mostró en otros casos entre ellos, en este caso no funciona. ¿Por qué? Se me ocurre que sea la culpa de las (claras) posturas científicas del biólogo -evolucionistas neo-darwinistas (por ponerles una etiqueta que circula en los medios)- y que como tales la santa/madre condena, y sobre todo que ponen en entredicho la llamada religión del ADN, postulado intocable en la dogmática anti-abortistas (léase ideología del derecho a la vida) O si no, ¿AD le hubiera tratado igual de distante si en lugar de ser un hetero el acusado de acoso sexual lo hubiera sido un homosexual (confesado)? La pregunta ahí queda. Le habían advertido ya antes (ahora dicen): Se me antoja que la advertencia –amenaza mas bien- debió sonar asi a sus oídos (como sonó en los míos): “descuida que te vamos a echar hagas lo que hagas y sin saber –en concreto- el por qué, que no sabes ni nosotros te diremos nunca”. ¿Derecho a la defensa? ¡Hipocritas!

No quiero no obstante dejar de de glosar aquí entre lectores españoles, una óptica de este asunto mas difícil o de menos de interés de explicar en lenguas extranjeras. Y es el hecho del tratarse de un expatriado español al norte de la frontera que dejaron las guerras de religión hace cuatro siglos. Como Ayala –como María José Carrascosa en los Estados Unidos, y como yo en Bélgica. De “paletos encumbrados” hablaba por su parte José Antonio Primo de Rivera, y era de los españoles que buscaban hacer carrera entonces en el seno de organismos internacionales, y se refería en concreto a la Sociedad de Naciones (en Ginebra) y a Salvador de Madariaga.

Y lo que a algunos les pueda parecer así a primera vista un signo infalible de envidia o celos profesionales, otros se sienten en perfecto derecho de verlo a penas como una reacción legitima y comprensible ante un inequívoco ííntoma. Y lo es de extrañamiento o de olvido de ls `propias raíces y de falta de un deber –culpable o no, esa es otra- de memoria histórica. La memoria de España en Europa. O en Estados Unidos, y en su madre/patria Inglaterra. ¿Brillante Francisco Ayala? Nadie lo pone en duda. ¿Carrerista y renegado como tantos emigrante/españoles -de otra clase y natura (...)- con los que me crucé (ay dolor!) por estas tierras? Tampoco tanto.

Falto tal vez no obstante de un sexto/sentido histórico -y memorístico a la vez- lo que le llevaba a sentirse, no más listo que nadie (que a lo mejor lo fuera) –mi más hábil y afortunado que otros españoles fuera- sino "en casa", a creerse en (propia) casa en el país del que obtuvo la (doble) nacionalidad y no en una tierra extranjera, y a salvo  pues de accesos y ataques repentinos e imprevisibles de hispanofobia (tchíiss, que no trascienda)
Victima del “Mee Too”, Francisco Ayala, o la indefensión (sic) de españoles expatriados (por los motivos que sean) En Estados Unidos o en Europa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

FRANCISCO AYALA fue expulsado...

quizás por esta razón:(según un comentarista en EL MUNDO):

Ayala es la cabeza visible del neodarwinismo y de la teoría sintética de la evolución, la que prueba en términos genéticos laa teorías de Darwin y un torpedo en la línea de flotación de la ideología de género que quiere imponer que el sexo biológico no es real, sino una traslación del heteropatriarcado al mundo zoológico.



Anónimo dijo...

SE SUICIDA UNA DE LAS FUNDADORAS (ukraniana) fe FEMEN

#4
2018-07-24 14:22:51 H DENUNCIAR COMENTARIO
Asi que la fundadora de Femen es Ucraniana, se ha ido a vivir a Francia, viviendo del cuento.... se suicida y se despide de todos diciendo "sois todos unos falsos".. juntando datos se ven la cosas bastante claras...

Todo esto es un inviento.. en el que hay dinero detrás para romper las parejas y el que nazcan niños etnicamente europeos.. y señores los están consiguiendo.. el plan les funciona...

El otro dia escuché a una chica decir como hacían campamentos de entrenamiento cuasi militar en Ucrania chicas femen de todo el munco.. y tienen un sueldo mensual... Todavía la gente se creerá que lo hacen por amor al arte)))

En fin las taradas enseñatetas a salir en prensa... y los problemas reales los tapamos con chorradas... y cada día son mas las europeas que dicen tener hijos para que?... bueno pues mirar a esta tarada, mirénle la cara, bellisima.. pero trastornada.... Esta es un ejemplo a seguir chicas? de verdad? Saludos..
https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-07-24/femen-suicidio-oksana-shachko_1596825/

Juan Fernandez Krohn dijo...

A Anónimo (1) Eso que dices no está nada claro (aunque lo diga también el Mundo). Léete si no un reportaje a este hombre, ya antiguo, que se me antoja que pasó en su momento desapercibido. Si puedes, que parece andar medio censurado.

https://elpais.com/elpais/2015/07/21/eps/1437498561_652239.html

Y no hablemos de otras declaraciones del mismo autor y de otros titulares sensacionalistas.

https://elpais.com/diario/2009/06/21/eps/1245565613_850215.html

Y llegas a la conclusion que esta ahí, en sus ideas y posturas hechas públicas -y no en su comportamieno (trivial) con el otro sexo- el origen de sus desdichas, o por lo menos de una buena parte de ellas. Eso y su (antigua) tonsura por supuesto.

Y es el Neo-darwinismo o evolucion sintética -que conjuga las teorias de la evolucion y de la seleccion de las especies- que le endosan (fundadamente o no) los medios, que choca a izquierdas como a derechas. Contra la teoria del género y contra la dogmatica clerical anti-abortista -y su argumeno ADN (el de Gustavo Bueno)-, y no insisto en esto porque no quiero seguir metiendo el dedo en la llaga, y porque se me ocurre que ya me he explicado lo bastante y contigo más especialmente al respecto ¿me equivoco?

Gracias por tu mensaje, como sea, y recibe un fuerte abrazo (sincero)