lunes, junio 19, 2017

PEDRO SÁNCHEZ O EL ANACRONISMO DE LA GUERRA CIVIL

Indalecio Prieto era de baja extracción social. Y fue educado por misioneros protestantes, que gozaron de antiguo de cierto arraigo en toda la zona de la cornisa cantábrica, en Asturias en particular de donde él procedía. O sea, que el gerracivilismo (irreconciliable) -aunque fuera una versión históricamente un tanto remota (la de las guerras de religión)- le venía de pequeñito al hombre. Fue uno de los grandes responsables de la guerra civil y estuvo siempre rodeado en el sentir general de maleantes -de chulos y de matones-, como lo ilustra la carta de José Antonio Primo de Rivera que reprochaba un joven seguidor suyo el quejarse de que el periódico falangista “F.E” no era lo suficientemente duro, y al que venia a replicar -discutiblemente- que no valía la pena arriesgar la vida por un pasquín en el que se tratase (sic) a Azaña de invertido y de ladrones a los socialistas, haciéndose así eco -intencionadamente o no- del rumor de la calle. Vox populi, vox dei, Aquellas aguas estos lodos, y de ahí les viene esa fiebre anti-corrupción -revistiendo todos los visos de una auténtica psicosis colectiva- a un sector de la izquierda española que viene a encarnar ahora, como un auténtico poseso, el líder “resucitado” del PSOE. Tal vez -¿complejo de culpa?- porque no arrastra un pasado (ni individual ni colectivo) tan limpio como él lo pretende en la materia
Pedro Sánchez, el socialista indignado (léase enrabiado) Siempre nos lo pareció pero de diría que solo ahora habrá decidido quitarse definitivamente la careta de ese aire deportivo, dinámico, moderno -o posmoderno, que tan bién acertó a vender la prensa extranjera por su cuenta. En su discurso de clausura del congreso del PSOE del pasado domingo habrá revindicado al 15-M, recogiendo así del suelo como quien dice las banderas (tan gastadas) de aquella corriente de protesta callejera de jóvenes y menos jóvenes que acabo feneciendo tan sigilosamente -o de matute- como se había destapado. Tal y como sucedió a los indignados franceses -de Débout la Nuit- el pasado año que no llegaron ni al verano.

Quedó un poso, sí, una fiebre latente, que la crisis interna del PSOE y su desenlace amenaza con encender de nuevo o agudizar los tiempos que se avecinan. ¿Puede haber una indignación legitima? si por cierto -y si dudas cabían los escritos y en particular el gesto definitivo de Dominique Venner me las disipó todas (o casi todas)-, como la que salio a relucir en la primavera francesa del 2013 que llevo a autenticas muchedumbres a la calle en defensa del Sentido común, léase puntos o aspectos inderogables de la ley natural -como el jus sanguinis- que configura nuestra propia identidad de pueblos europeos civilizados. La indignación del 15-M fue en cambio un explosión de los bajos fondos de la sociedad española como lo habré denunciado e ilustrado repetidamente en este blog y en algunos de mi libros,en particular al que dediqué al auge de Podemos,hace dos años (nótese bien) cuando parecían irse a comer el mundo.

Y por eso era lógico que las aguas (sucias) acabaran volviendo a su cauce, tras aquel desborde que tuvo a la vez tanto de instigación y de manipulación de lo alto y desde fuera. Ponía Umbral en boca de Franco en algunas de sus novelas sobre al guerra civil, que “el limpiar fondos a España se hacia mejor en la guerra que en la paz” En un eco sin duda de esa mística guerrera, que acompaño el auge del fascismo, y que no murió con él, porque la guerra es un fenómeno de todos los tiempos y toda ls épocas y latitudes y mientras el mundo sea mundo habrá guerras que harán fatalmente despertar en los individuos y en los pueblos místicas guerreras.

El desenlace de la Segunda Guerra Mundial como lo escribió agudamente Dominique Venner hizo desaparecer la guerra del horizonte de la Humanidad, pero no fue mas que un ilusión pasajera como lo vendría a probar con creces la marcha del mundo en las décadas que se seguirían. “La guerra es la higiene del mundo” exclamó el padre del futurismo, Marinetti tras la guerra ítalo turca, con las imágenes aún en la retina de la toma de la plaza fuerte de Trípoli (en Libia), y a fe mía que la frase en si sobrevivió mucho mejor y en mucha mayor medida que la memoria de su autor, lo que ilustra asaz de la sabiduría y de la verdad histórica que encierra.

Y en su novela inacabada sobre la guerra civil “Madrid de corte a checa, evocaba con fuerza y genio literario Agustín de Foxá -y cito de memoria- “los bajos fondos de la sociedad revueltos por aquellas banderas siniestras”, ante el espectáculo de una de las manifestaciones de ls izquierdas por el centro de Madrid que precedieron al estallido de la guerra civil el 36. Y si algo que no se le puede discutir al franquismo, régimen autoritario, es el haber sabido imponer el imperio de la Ley y del Orden, con mayúsculas. Y como un corolario inevitable de lo anterior, el que las izquierdas en España más que en ningún otro sitio se confundieron con los bajos fondos como se vino a consumar sobre todo durante la guerra civil en zona roja, y si cabe más aún en las grandes ciudades -Madrid, Barcelona- mas que en las zonas rurales, y en el caso madrileño particularmente en los barrios bajos y del extrarradio.

Y el resurgir de ese pasado nunca del todo enterrado, de colusión de una ideología izquierdista -de un sello guerra civilista innegable- y de la anarquía y del caos inseparables de los bajos fondos de la sociedad es la amenaza que encarna el regreso de Pedro Sánchez. Que habrá que afrontar de una vez por todas. Y a fe mía que no parece que lleve las de ganar. No hay más que echar un vistazo al panorama europeo, y en particular de países próximos, como es el caso en Francia y en Bélgica donde el declive del socialismo, léase de los partidos socialistas respectivos parce revestir todos los visos de un fenómeno histórico ineluctable las horas que corren.

En particular tras la debacle electoral del partido socialista francés en las últimas justas electorales del pas vecino, y por los escándalos -de corrupción (a unos niveles y dimensiones incomparablemente mayores que los que fustiga en España el actual líder del PSOE)- ye viene sacudiendo como autenticas temblores sísmicos desde hace algún tiempo al partido socialista belga francófono que habrá reinado en Bélgica -del lado francófono de la frontera lingüística- durante treinta años. Ni mas ni menos que los que llevo residiendo en Bélgica.

Como un nube bajo la que tuve aquí que vivir y que ye me acarreó tantas fregados fatigas. Una hora socialista en Bélgica francófona -como la hora vasca de la zona flamenca- que trajo a tantos correligionarios suyos de otros países por estas tierras, como a pedro Sánchez, que se llevó o dicen que se llevo de aquí un máster, en qué, no se sabe bien exactamente. De haber venido ahora y al ritmo que van las cosas la cosas no creo que le hubiera resultado tan fácil -a fuer de anónimo y desapercibido- su paso por las universidades belgas.

Enfrentamiento izquierdas y derecha, como el que viene a encender ahora Pedro Sánchez, una secuela de la guerra civil interminable que tiende a desaparecer por todas partes las horas que corren. Spain is different. Condenada a sufrir todavía personajes anacrónicos bajo tantos aspectos como el actual líder del PSOE. Pedro Sánchez o el anacronismo de la guerra civil interminable

1 comentario:

Anónimo dijo...

http://www.alertadigital.com/2017/06/19/ultraizquierdistas-amenazan-a-un-vecino-de-madrid-por-colgar-la-bandera-de-espana-en-el-balcon-fuera-espanolista-primer-aviso/

... y ese grupo SAKONIA RESISTE lleva como logotipoel simbolo de las Brigadas Internacionales...

...y en algunos sitios de España algunas personas son agredidas por llevar una pequeña bandera rojoygualda en la camisa...

Mientras tanto EL PAIS y la Primera Ministra del ReinoUnido denuncian como
islamofobia y terrorismo que un ciudadano britanico arrolle a unos musulmanes que salian de una Mezquita...


¿Que cabe esperar de la PRESENCIA de 60 millones de musulmanes en Europa?

Dicen que deben "convivir" comunidades tan diferentes y hostiles...
Me pregunto por qué no deberian convivir, por ejemplo Prostitutas y Monhas dentro de un convento de "clausura"? ¿O por que no "conviven" dentro del PSOE elementos "franquistas" y neonacis con miembros de ETA o de Podemos?
¿Por que no se integran en una jaula perros y gatos y ratones?
Estamos ante el PENSAMIENTO ALICIA de descerebrados como Pablo Iglesias y Rodriguez Zapatero...