sábado, diciembre 03, 2022

Mujer de Clase

 


Eso eres, mujer, eso serás! 

Esfinge de alas hermosas,

que hace olvidar tu sonrisa

todo el resto (el de tu prosa)!

 

Puro enigma sin fondo o fin

que algun día descifraré,

y rasgue al fin el misterio

tras tu juego, el de tus pies!

 

de tus preguntas ingenuas,

de tu tranquilo quehacer,

atenta a cien protocolos 

que te cubren (de una ancha red

 

de tu normalidad de a diario

discurriendo como un tren

sin roces ni puntos muertos

todo en su punto, todo bien)

 

A donde te lleva esa via?

a donde quieres ir tú, mujer?

o a dondes llevarme a mí quieres?

que esa es mi pregunta (al revés)

 

que no soy para ti un cualquiera

y lo que soy viniste a ver,

sentir, palpar, a tu manera

Fragancia y aroma en todo tu ser!


Y en tus vuelos y abordaje

fina y atenta por doquier

que no puedan de ti decir nada

Ese es tu estilo (o que se creen?)


Pero a mi no me impresionas

ni me muevo ni echo a correr

y aquí sigo y aquí te espero

que espero ver las torres caer


La torre donde tú moras

de tu clase y del gran poder!

de la alta y larga distancia

de donde me engachaste (ves!)


que ese fundirse los ojos

fue un puro azar, sin querer?

Que al rozarse nuestros cuerpos

te senti yo estremecer!

miércoles, noviembre 30, 2022

ESPERANDO AL GENERAL INVIERNO (RUSO)

 

Serios incidentes al final del partido Bélgica-Marruecos, del Mundial de Quatar, en el centro de Bruselas Síntoma de un problema cuasi letal a fuer de endémico ante el que pefieren meter la cabeza bajo el ala la diplomacia belga y su clase politica para los que el enemigo número uno viene a serlo Rusia (sin bromas) Y la (lúgubre) perspectiva de una (Tercera) Guerra Mundial (nuclear) con una pesada tradición (belga)  de casus belli europeo y mundial a sus espaldas, a ellos, qué les importa?

Douglas McGregor, coronel del ejército USA, de una más que brillante hoja de servicios incluído su protagonismo del primer plano en la guerra del Irak -operación Tormenta del Desierto- y  en la mayor batalla de carros de la historia reciente entonces. No un cualquiera, o sea. Y menos que nunca ahora, cuando la guerra en Ucrania parece como que se empantana o se eterniza y eso mientras el general Invierno toma el mando de la ofensiva rusa. Y un militar de altísima graduacion además, el coronel Mcgregor, que no se anda con rodeos, ni va -contra lo habitual- por cuatro caminos, como lo demuestra el afilado análisis que nos brinda en unas declaraciones suyas recientes sobre la marcha allí de la guerra, en las que vaticina la iminencia de un ataque ruso tras la bravuconeria (sic) de la reconquista de Kherson. "Cuando el suelo se congele comenzará la ofensiva rusa" "Lo que viene ahora", que a modo de colofón de esas declaraciones, él mismo rubrica, para que no quepan dudas: "eso es lo que hay en el futuro", concluye sin cortapisas. 

Un militar pro Trump? Un militar político pues, ogro ("bête noire") para el militar modelo de lo apolítico por definicion, en la idea en curso y en la educación o formación -en medios y ambientes militares, como por ósmosis o perfusión- que se nos impartió a algunos (civiles hijos de militares, entre los que me incluyo) No importa, y es que para afianzar o reforzar su postura, el militar USA traza un cuadro desolador para algunos a fuer de realista para otros muchos, y es de una estrategia (rusa) convencional, de guerra de atrición (sic) destinada a desmoralizar y vencer al conjunto de la población y obligar asi a sentarse, a sus líderes, a la mesa de negociaciones lo quieran o no lo quieran. Una estrategia encaminada a vencer y rendir al enemigo por el hambre, por el frío -con el fantasma antiguo de la hipotermia (la muerte -lenta- de frío) paseándose entre tierra y cielo (del cielo de la memoria) - o por la oscuridad a falta de luz y de electricidad, las centrales térmicas convertidas en objetivos prioritarios en esta nueva fase de la guerra en curso. 

De alternativa (o plan B) todo ello al original, buscando ahorrar al máximo el sufrimiento de la población civil, y que a aquél  habra dado fatalmente paso para escándalo de aquellos que hicieron del escándalo -léase de la orquestacion del mismo- algo así como un medio de vida. Sobre todo a tenor de lo que sólo aprendemos ahora objeto hasta hoy del apagamiento informativo (black-out) más riguroso y hermético de los medios, como ese plan insurreccional -programa secreto (sic) de entrenamiento intensivo en los States "para las fuerzas de élite de operaciones especiales ucranianas y demás personal de los servicios de inteligencia"- que se puso en marcha -en tiempos del presidente Obama y a cargo de los neoconservadores (neocons) de la Casa Blanca- en contra de Rusia en Ucrania ya en el 2015, mucho antes pues del desencadenamiento de la operación especial (o guerra patriótica) 

Como un trampa (sic) -añade el coronel Mcgregor- que la Casa Blanca tendía a Rusia para meterla en otro atrolladero como el del Afganistán. Asunto visto para sentencia, o sea. En las semanas que se avecinan. Y entre tanto, una noticia (o lluvia de ellas en cascada) viene a complicar nuestro analisis o a ennegrecer el horizonte (como prefieran) Y es el anuncio -con la reacción fulminate a fuer de fácilmente previsible de Vladimir Putin- de un pacto (sic) entre Bélgica y Ucrania con vistas a la inclusión (ex officio) de Ucrania en el seno de la UE y de la OTAN. Lagarto, lagarto! (como diria García Lorca) Con el artículo 5 de la organización atlántica pendiendo como espada de Damocles por encima de nuestras cabezas, que así reza: "Cualquier ataque contra un país de la OTAN será visto como un ataque contra todos su países miembros". La Tercera Guerra Mundial o sea. Y Putin en su reaccion, a fe mia qu no exagera (....) Hasta cuándo?

Hasta cuándo Belgica, los belgas que me diga, se van a conformar o resignarse con el papel de casus belli -como fue el suyo en la Primera Guerra Mundial y como lo fue tambien (aunque en menor medida) en la Segunda. Que parece que sea la partitura que se les tiene asignada -gajes de un pequeño pais?-  de parte de las grandes potencias. Pese a su neutralidad oficiosa u oficial, no menor que la de la Suiza. Señal infalible, esa efervescencia diplomática -junto a la de la guerra de propaganda- de que "Ucrania está ganado la guerra"? A otro perro con ese hueso! Esperando pues al General Invierno (sin prisas, con el Tiempo delante nuestra)


Voz disidente en la narración en curso, entre las clases políticas, y el establishment militar de los paises occidentales, y en los medios de la prensa "mainstream" Coronel Douglas Mc Gregor, héroe de la guerra del Irak -y con cargos de la mayor influencia bajo el mandatario anterior en la Casa Blanca-, que nos anuncia la inminencia de la ofensiva invernal "Cuando el suelo se congele, comenzará la ofensiva rusa". En voz alta, lo que siguen pensando muchos allí en voz baja. Con Donald Trump, no hubiera habido guerra en Ucrania (...)

 

Spencer Tracy, en una escena cumbre del film "Bad Day at Black Rock" ("Conspiración del silencio" en español) , film de culto y de gran éxito en España (finales de los cincuenta) Film histórico y dramático con un (lúgubre) episodio de la Segunda Guerra Mundial de telón de fondo. Y en donde se pone de manifiesto -asi lo oi siempre celebrar a cuento de ese film entre los míos- una rara cualidad de la sociedad norteamericana, y es la capacidad de reconocer los propios errores, individuales o colectivos, "in casu" la implacable persecución y hostigamiento de japoneses ( en el marco no se olvide de la psicosis y de la amenaza de invasión) residentes en territorio USA durante la II Guerra Mundial. Y es algo aquello, que las voces disidentes que están empezando a hacerse oír -como la del general Douglas Mcgregor-, parecen ilustrar de nuevo a cuento de la guerra en Ucrania. Y que nos invitan a la esperanza. Y es de un pronto fin de la guerra. Ahuyentando así el peligro de una conflagración planetaria 

martes, noviembre 29, 2022

PEDRO SANCHEZ ANTE LA HISTORIA

Una de las estampas tradicionales más divulgadas de (san) Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesus, autor y predicador del Libro de los Exercicios, y ex-soldado (valeroso y fiel) de Carlos V y prisonero de guerra. Su meditación -lúgubre para algunos pueril hoy en cambio para otros muchos- sobre las penas del infierno: un intento de conjuro o exorcismo (profano) a penas, del fantasma de la Nada, y del espectro de la guerra (vivida en propia carne y vista de muy cerca)? Como lo que anima a los tributarios de la memoria de los vencidos -Pedro Sánchez a su cabeza- en el tema de las rexhumaciones y de las fosas
 

Pedro Sanchez acaba de declarar que por haber exhumado a Franco, pasará a la Historia. Al tiempo (que como dicen los italianos es "galantuomo", y pone a todo y a todos en su sitio, de buenas maneras) Es posible, pero está aún por ver mientras continua la guerra de memorias. Por ahora van ellos ganando, de quién va ganar al final es tan incierto en cambio apostar (o lo parece) como del desenlace final de la guerra entre Ucrania y Rusia, que me diga de Rusia -Estado y pueblo unidos- contra la OTAN. Pero bueno, la guerra es la guerra -y en la guerra como en la guerra-, y la memoria es la memoria. Quiero decir que mientras la sangre no llegue (otra vez) al río, con su pan (un decir) se lo coman. 

Hay no obstante algo en esa guerra de memorias que me cuestiona - o interpela como aquí le dicen- y es el tema de las fosas. Aqui ya escribí y lo rubrico, de mi extrañeza e incomprensión ante la consternación y desolacion (grande) en los defensores y representantes y herederos y portavoces de la memoria de los vencidos, de no ver a los suyos enterrados como dios/manda o como es debido, ellos (lo suyos quiero decir) que tanto se cebaron con las sepulturas ajenas, hasta bailar (exhumándolos) con los muertos sin la menor piedad, en la imagen al menos tan macabra que para los restos dejaron, con razón o sin ella (por lo que fuera) Un paso adelante (sin dos atrás) el que doy ahora en el camino de la empatía sin que ello empañe (en lo más minimo) mi memoria. 

Y es que puestos a pensar, una cierta comparación me parece posible entre su desazón, la suya, con la mía que es de no saber dónde situar bien -como lo hice siempre- en un lugar y hasta el fin de los siglos los restos de los mios, una vez que mi fe/judía -o judeo/cristiana- en la resureccion de los muertos, se me fue como las hojas secas o tantas otras cosas (...) Y ahí se me ocurre de pronto encontrar la raíz oculta del desazón y rebeldia de aquellos que el paso del tiempo no consigue apagar (se diría) Recoge Antonio Machado en sus escritos para La Hora de España -publicación para consumo de los soldados del frente del Quinto Regimiento (Partido Comunista)- los textos más crudos (y de un tufo filonazi de tirar para atrás, dicho sea de pasada) -que las tropas aquellas de un sorbo se bebian-, del "Sein und Zeit" de Martin Heidegger (un respeto), precisamente sobre la Muerte y sobre la Nada (en aleman Nichts, que suena más fuerte y estridente todavía) 

Y hace ya muchos años, en un escrito de una de mis publicaciones confidenciales aquí -que a fe mia no sé donde vino a parar- sobre Ignacio de Loyola y su libro de Exercicios, -en el marco de la hora/vasca (léase del desafío y agresión de la ETA) que entonces vivíamos en Bélgica (sobre todo en la zona flamenca)-, se me ocurrió algo a modo de hipótesis que me parece aún más plausible y creíble hoy en visión retrospectiva, y es que el vasco (o "vizcaino" -de Güipuzcoa- como entonces se decía), fundador de la Compañia de Jesus, soldado (valeroso y fiel)  al servicio de Carlos V y prisionero de los franceses en Navarra -caballo y campo de batalla entonces entre el Imperio español y la monarquia francesa- vertió todas aquellas reflexiones tan macabras para algunos y tan pueriles hoy en cambio para otros muchos, en su meditación célebre sobre las penas del infierno y en su apartado no menos célebre de"aplicacion de los sentidos, como en un ensayo de exorcismo (profano) o de conjuro de la imagen -de la Nada- tan aterradora y sobrecogedora y desalentadora (y heladora, glacial) que le habia puesto bien delante de los ojos la realidad (atroz) de los horrores de la guerra, de la guerra me refiero: no la cantada o  vista de lejos -como deploraba Francisco Umbral en los laínes falangistas- sino la bien vivida (en propia carne) y observada de lo más cerca (...) En clave todo ello del bagaje cultural católico/romano que era el de la España (barroca) de entonces, y el del propio Ignacio de Loyola, y en el marco (nota bene) de guerra de religión que fue el de la época aquella (...) 

Y puesto y aplicado todo ello en clave (y a distancia) de la memoria de los vencidos de la guerra civil (del 36), se me ocurre de pronto que tras la (terca) reivindicación de la apertura o reapertura de las fosas -entre dosis no pequeñas, no se olvide, de revanchismo partidista (y guerra civilista)- es fácil ubicar y reconocer un mismo empeño o tentativa de conjurar o de exorcizar por medios cualesquiera, como sea, ese espectro de la Nada atroz que dejaron en ellos como en los otros -en vencidos como en vencedores (en venecedores de entonces, me explico, y vencidos o perdedores de ahora) -como la mosca de la guerra (de la polio) o como la legion de ciegos, desfigurados, mutilados, desgraciados (de por vida) y de tantas otras lacras y cosas-, las secuelas lúgubres y macabras de la guerra. 

Pero ese fantasma amedrentador no lo conseguirán conjurar a base de exhumaciones, sino de un equilibrio sensato y  terapeútico entre el Olvido y la Memoria. De lugares de Olvido al lado de lugares de Memoria (...). (Y paz donde hubo guerra y aquí no paso nada. A buen entendedor pocas palabras sobran)

sábado, noviembre 26, 2022

Bella e Infiel?



Como una leona feroz(a)

así te veo hoy y te recuerdo (yo)

como discurriendo el velo

que siempre de mí te ocultó


Velo (frágil) de rutina

que debía caer (cayó!)

en la hija única del Fatum,

del tuyo, sí, y de los dos!


Y así resolví el enigma

de tu talante hondo (y feroz)

de tu vida tan sencilla

entre el hastío y el ardor


Enigma de tu futuro

-qué hacer contigo? por favor!-

que (hondo) me obsesionaba

entre la fiebre y el temor 


Ah sí! Y el de tu quietud

cual centinela avizor

en el mismo sitio y hora,

qué prestancia y contención!

 

gravitante e irradiante

de tu brillo y tu fulgor,

de tu esmerada fragancia

que fija, brilla y da esplendor 


A fuer de quieta y sencilla,

de un alma ardiente (toda atención)

de la magia y brillantina

del platino, el de mi amor!


que te sigue y te rodea

-pero a distancia (por favor!)-

y que acecha y merodea

el momento, la ocasión


de estrecharte entre mis brazos 

como tu amante (y señor)

y acariciar tus cabellos

resplandecientes bajo el sol


Al cabo de tus manejos,

de tus juegos (que sé yo!)

en la danza interminable.

Bella e Infiel (amor de Dios!)




EL CINE Y FRANCISCO UMBRAL

 

Jean Cocteau (a la izquierda en la foto), autor francés y cineasta de ocasión, favorito de Francisco Umbral (y de José María Pemán) . Junto a Arno Breker, figura estelar del arte escultórico nazi. En Francia, bajo la Ocupación

Yo nací, respetadme, con el cine es una cita de Rafael Alberti (alabado sea su nombre) que Francisco Umbral, su gran admirador, se complacería de citar a menudo a modo de fetiche, no digo sin venir a cuento pero sí como entre hojas sueltas, y a profusión. Porque lo que llama la atención en realidad es el (claro y manifiesto) desinterés por el septimo arte _-recíproco, se diría y parejo al que él brindaria al teatro-, en el autor de "La Leyenda del César Visionario", una especie de "ingeniería" como lo veia él (1)-, lo que se merece aqui un somero abordaje en clave psicológica o psicoanalitica tal como se impone con uno de los autores más crípticos y herméticos en su biografia (real), de toda la historia de nuestra Literatura, que él confundia (a drede)  con la Vida misma. 

Un trazo o nexo de unión que le liga al niño mimado ("enfant terrible") del cine francés, pionero y portavoz de la Nueva ola (Nouvelle Vague) -finales de los cincuenta, principios de los sesenta- que es lo que fue Francois Truffaut (ver foto inferior). Lo que dé quizás la clave a la vez de otro nexo de unión o parangón entre el francés y el español, dos escritores de estilo los dos, maestros de estilo, uno y otro, diría yo. De un estilo cinematográfico -más grafico y visual- el francés, que empezó su carrera de realizador ("metteur en scène"), en la crítica cinematográfica de redactor una de las publicaciones punteras del género en la prensa francesa. Y de un estilo periodístico -de un periodismo que fue (hasta cierto punto y hasta cierta época) su medio de vida- en el escritor español (...) 

Y fue leyendo y releyendo sus articulos más antiguos, en los prístinos inicios de la trayectoria del cineasta francés -en la revista cinematográfica, "Les Cahiers du cinéma"- que me vinieron las ganas de darle (de nuevo) a la tecla, a propósito de un detalle todo menos trivial de la biografía de Francisco Umbral, tal y como nos lo cuenta en su biografia ("no autorizada") Ana Caballé. Que me vino justo a la mente leyendo y releyendo los articulos más antiguos y en los prístinos inicios de su trayectoria, de Francois Truffaut. Y es en el que dedica -en la colección de sus articulos bajo el subtítulo "los filmes de mi vida"- al "Testamento de Orfeo", un film del escritor y autor teatral, Jean Cocteau. El mismo film, el mismo autor (pura casualidad?)  que le buscaron y le trajeron la ruina a Umbral sus primeros años de locutor radiofónico -años cincuenta- en la Voz de León. 

Porque fue tras aquel "escándalo provinciano" -como la Caballé lo llama en su biografia (2)- donde Umbral dio la espantada de la geografia (provincial) castellano-leonesa, que fue el marco de su infancia y adolescencia -"geografia de mi hambre de vivir", llama él a Valladolid- para irse a vivir y a escribir -"oficio de vivir," "oficio de escribir", escribió él también- a Madrid, de madrileño de adopción u honoris causa, como asi le celebraron cuando falleció. Que nació (cierto) en Madrid -como por casualidad- pero creció en Valladolid, y antes y después, en León. "De aquí salió huyendo, no dejó amigos", comentó (escueto) uno de los taberneros aquellos que parecía haberle conocido bien, en un  reportaje que lei sobre una obra umbraliana de juventud "Las tabernas lonesas", llena de sabor local y con el aire de lo intensamente vivido además.

Y fue precisamente allí, por culpa del oscuro incidente aquél que degeneraría en una trifulca catastrófica, propiamente umbraliana a decir verdad. Con los altos mandamases, de la epoca aquella y de aquel lugar, de la Sección Femenina y de la Falange y del Movimiento  y "last but non least" el gobernador civil (del que Umbral dice que fue el que le echó de allí), lo que la Caballé se encarga en su biografía de explicar y esclarecer.  Y fue en un cine club de la Seccion Femenina leonesa, precisamente a cuento del filme aquél. Un filme oscuro  y dificil y de clave mitológica reza su biógrafa que exigía no poca preparacion previa y del que Umbral "por alguna razón que se me escapa" (dice ella) no salió airoso. Culpa de él o del auditorio aquél tan fácil -o no tanto- de imaginar en la España aquella del tiempo aquél? Nunca se sabrá (del todo) 

Pero lo que si me interesa aquí resaltar es la (extrema) sensibilidad vanguardista de que Umbral dio muestras entonces, en un rotundo mentís a la imagen -convencional, antañona (como él mismo diria)- que parece haber dejado para la posteridad. Y fue de por su (inusitado) interés hacia un film que fue efectivamente anunciador de la nueva/ola que venia ya entonces en la pantalla del cine francés y  a partir de éste, en el panorama cinematorafico mundial (...) 

Y es del interés y admiracion que fue el suyo también por el autor -y guionista- de aquella pelicula, Jean Cocteau, de una (innegable) dimension extra-literaria y extra-cinemotográfica como se la puede llamar y de la que nos vamos a ocupar aqui, dejando (ex  professo) a parte la faceta ruidosamente notoria de la homosexualidad del autor francés, en un tema que a Umbral siempre (y propiamente) le preocupó. Y me refiero al toque germanizante (por llamarlo, eufemísticamente así) de Umbral que ya aquí abordé.  La clave ideológica  enterrada o semi-enterrada de Francisco Umbral en su vida y en su obra (y en sus preferencias), o sea. De lo que ya tratamos, como digo, en este blog. Y es por la faceta mal conocida -secreto a voces en Francia y entre los suyos al menos- del autor francés y de su postura y su papel en Francia durante la "Occupation". 

La eterna canción. De mucha mayor (libre) circulación en la cultura (y en la memoria francesa) que en la española por aquello sn duda (y no se me tome a mal, por favor) del Sí es Sí y del NO es NO. "L'Occupation? Ce fut le bon temps" (tiempo de la gran dicha, feliz), declaraba al final de sus trayectoria (y de sus días) -entre una polvareda de escándalo y de protestas- el cineasta frances -franco/español- Claude Autant-Lara, figura estelar del cine francés de justo antes de la Nueva Ola, y chivo expiatorio para aquella, y en particular para su figura más emblemátca y polémica, Francois Truffaut. 

Y era en una alusion credible y certera al florecimiento (innegable) de las artes del espectáculo en Paris años cuarenta, bajo la Ocupación (y el Nuevo Orden, del III Reich) Por lo que no es de extrañar ni la actitud o el papel entonces de Jean Cocteau, ni el interés y atención que le brindaria Umbral que en su estampa y semblanza de Jose María Pemán recoge el detalle que éste en su mansion jerezana, en el salón, tenia colgada una foto dedicada del autor francés, como un estandarte (pienso yo) Vanguardista dentro de un orden, Francisco Umbral. De la España que le tocó vivir y de un mundo que moría por todas partes y que sólo entre nosotros (política o geopolítica aparte)  sobrevivió (...) Prosa umbraliana, rara flor como el estilo tan personal y tan suyo que él se forjó. 

Y una vida y obra al trasluz (sic) de todo lo que Umbral fingió o escondió, como lo apunta y descubre sagaz su biógrafa Ana Caballé: de la oscuridad de su biografia que me diga de su genealogía, y de los más y mejor guardados o escondidos secretos de su (opaca) trayectoria -finales de los treinta, principios de los cuarenta- como yo mismo me puse en empeño de exhumar, en mi libro - a modo de tesis doctoral- "El padre falangista de Francisco Umbral"

Francois Truffaut, figura destacada de la nueva ola ("nouvelle vague") anti-conformista del cine francés, años cincuenta, y el más literario dentro de ella. Émulo admirador de Jean Cocteau -igual que Francisco Umbral-, y del que su trazo biográfico de infancia dificil, de "hijo de nadie", le aproximaría aún más. Y de una vida en el lumpen del séptimo arte en suma, como fue en sus inicios, la de aquél. Y un lumpen de la Vida y la Literatura también, Francisco Umbral

(1): "Las palabras de la tribu" Planeta. Madrid 1994, p. 14

(2): "Umbral", de Anna Caballé. Austral. Madrid 2022

miércoles, noviembre 23, 2022

FRENTE A MARRUECOS, PISTA A SEGUIR

 

Maniobras militares ruso argelinas frente a Marruecos. Aviso -o señal de pista más bien- a los navegantes y aprendices de brujo de la diplomacia y de la política exterior españolas. Que no hay mayor ciego que el que no quiere ver

La Geopolítica, hasta hoy coto cerrado -de funcionarios y de los Sabios (...)-, y hoy ya sobre todo juego de ajedrez de la era global, ultimo tranvía u  oportunidad para un estirpe de perdedores en el juego aquél (servidor, de usted) , entre campeones y jugadores redomados (más aún),  como sólo en las cárceles -las de presos de derecho común, s'il vous plait- florecen, y yo me pregunté siempre el por qué? A jugar y a ganar -en la guerra y en la paz- tocan pues. Que ganamos o perdemos todos, puestos a ver.  Y es en la guerra lejana entre Rusia y Ucrania de lo que aquí todos conocen mi apuesta, sin trampa ni cartón. Y en esa otra guerra que se cuece o incuba -entre otras muchas tal vez- al otro lado del Estrecho como nos anuncia hoy en todo detalle el diario ABC. El Sáhara, lo que allí nos dejamos (enterrado) -de intereses y de sueños y de memoria- que me diga más bien. O Ceuta y Melilla, siempre en pie, así van las cosas, por ahí van los tiros en la nueva crisis que se anuncia (para los que quieren o saben ver) Fui pro-marroquí como Gutiérrez Mellado y como en España lo fueron otros muchos, y anti-argelino -anti-FLN quiero decir- de después de la guerra de Argelia -en francés Algérie- como lo respiré (lo confieso), sobre todo en mis años del seminario de Ecône. Después no obstante de aquello y antes de la (segunda) guerra de Argelia, me explico, de su guerra civil (como creo que ya lo dejé también sentado aquí), cambiaron las tornas, y tras ellas también yo cambié. Otros vendrán que bueno te harán, reza el viejo refrán español. 

Y en la guerra civil argelina -léase en el movimiento insurreccional integrista del FIS (1992)- le vi yo las orejas al lobo de lo que se (nos) avecinaba entonces: de una morisma en efervescencia y en fase (lunar) de cuarto creciente, que nos empujaba o tiraba para atrás a los españoles -sin miramientos ni contemplaciones- hasta los siglos de la Reconquista- por el túnel del tiempo a través. No tuvimos (dicho sea) antes de aquello, ni arte ni parte en la guerra (de independencia) de Argelia y si algunos (de niños) asomamos el plumero entonces (confiteor) de nuestras filias y simpatías -por la OAS y por el Ejercito francés- fue por culpa de un juego de espejos del que somos libres ahora cuando ya nos hicimos (en las cosas del espíritu) mucho más serios, como dijo aquél. La OAS nació o tuvo su más fuerte bastión en Orán, antigua colonia española (del Oranesado), donde los habitantes hablan todavia el español, como por casualidad. Orán "la roja" -como la calificó a mi gran sorpresa Dominique Venner fuera de toda sospecha. Reducto o enclave de españoles refugiados -vencidos y perdedores- de cuando la guerra civil (del 36), lo que nunca oimos decir.  Con los Pérez, los Sánchez y los Domínguez (pronunciados a la francesa s'il vous plait) -familias enteras, "material Z" (de la Legión Extranjera)- en nuestras lecturas de adolescente de las novelas de Jean Larteguy, o casos emblemáticos a fuer de insólitos e individuales como lo fue el hispano/francés o franco/español Albert Camus. Lo que cayó, cayó, como le dicen en Portugal (caiú). Que la historia no se repite o no de la misma forma quiero decir (...) 

Y si España perdió en América, le tocó el turno después a Francia en el Norte de Africa. De perder nosotros todos (europeos) quiero decir: ante la embestida agazapada tras el choque de culturas y civilizaciones que nos toca enfrentar hoy (...) Ceuta y Meilla, avanzadas y atalayas de Europa en el Norte de Africa. Crisol de corrientes antagónicas, y cabeza de puente de Occidente en el mundo musulmán. Jaque y mate pues. tras la suerte y avatares de la guerra entre Rusia y Ucrania. Claro como la luz del sol, que lo ven hasta los niños, pero que a la diplomacia española y a nuestra politica exterior (ciegamente anti-rusas, ay dolor!) parece que les cuesta ver. Y lo que parece que adivinó en cambio -tras el lanzamiento de su operación especial- Vladimir Putín

lunes, noviembre 21, 2022

MÉJICO Y YO

 

 

Joaquin Sáenz de Arriaga -de ascendencia cristera, y excomulgado por Pablo VI (a cuenta de ese libro)- fue el precursor de todas las denuncias y reacciones en contra del Concilio Vaticano II, antes de las de la TFP, del catolicismo (tradicionalista) francés de Monseñor LefebVre y del SeMinario de Ecône. De justicia el acabarlo (al cabo de los años) por reconocer. El sede/vacantismo, fenómeno minoritario y marginal, de difusión planetaria y universal al mismo tiempo -pero sin expresión política ay dolor!- tuvo en Méjico su cuna y matriz, como por causalidad. Signo de los tiempos y de la Muerte de la Iglesia, en la fe de sus creyentes, quiero decir. Ante un misterio de Alta Traición 

Arreciando el linchamiento. Desde Méjico lo que me viene encima, por la red. Donde to-do contra mí -otra vez- parece que se permite. Hasta las mas crasas falsedades, sin la menor prueba. NO herí al papa. NO renuncié -aquí en, Bélgica- ni pienso hacerlo a la nacionalidad española. Y por qué este nuevo ataque y por qué ahora? Es lo que queda pendiente de resolver. tras la atencion (un eufemismo a penas) que le merecí semanas atrás a la prensa en Bélgica y en Portugal. Y me puse a pensar y  elucidar  y  al final llegué a la conclusion que no podia ser (ahora) más que desde allí, y la fecha (y viceversa) se explica por el lugar. Méjico, lugar favorito del papa polaco y de sus viajes apoteosicos, y tierra matriz a la vez del sede/vacantismo, fenómeno a la vez planetario y marginal,  signo de los tiempos de la Muerte de la Iglesia un siglo después de la tragedia cristera, léase de la alta traicion de la Iglesia -léase su jerarquía- a sus más esforzados y heroicos defensores. Misterio -bajo la coartada tegologica o dogmatica del sacrificio- de traicion y deshonor. Que el Vaticano Segundo no vino a ser más que un corolario fatal de aquello, en clave geopolitica, más fácil de entender -que la jerga teológica- y de más fácil acceso al personal, como aqui largo y tendido lo expliqué Y secuela principal de todo ello lo es como digo, el sede/vacantismo que siempre me intrigó, y me merece hoy motivo de reflexión (urgente), pero al que nunca (mi palabra) pertenecí.

Y en el ataque cerrado de ahora vienen a sacar a relucir a mi propia familia, como lo hicieron anteriormente, traves de un alto portavoz de la jerarquía eclesiástica portuguesa, a los que cabría decir aquello del pasaje evangélico "perdónalos porque no saben lo que hacen" (ni lo que dicen) No saben nada de mí para comenzar, más de lo que llevan vomitando los medios en  contra mía, quiero decir. Léase la prensa global "mainstream". Estuve en Méjico -en el marco de la Fraternidad de Monseñor Lefebvre (principios de los ochenta) - predicando ejercicios ("cerrados") de San Ignacio en estados de raigambre cristera, Colima, Jalisco, Aguascalientes, Nayarit, y en la ciudad de Guadalajara. Y pongo a todos los que entonces me conocieron y me trataron, por testigos de mi defensa frente a los que ahora quieren emplazarme (allí esta vez) en el tribunal de la opinión publica o de una nueva inquisición (anti-cristera).  

Y pongo por testigos también a aquellos del catolicismo tradicionalista mejjicano -los que ven "lejos en la noche" como los tecolotes-, a los que entonces -sin segundas ni interés alguno- (erradamente) me opuse por influjo de los brasileños de la TFP de los que me desmarqué publicamente hace mucho, principalmente a través de las entradas de est blog. Cismáticos los sedevacantistas mejicanos como les acusaba (injustamente) el profesor Plinio? En legítima defensa a lo sumo del cisma (sic) -Abbé de Nantes díxit- que supuso la Nueva Iglesia montiniana (sic) de Pablo VI y el Vaticano Segundo (y todo lo que se siguió) 

Semper idem. Pese a los (malos) vientos y a los diluvios. Proa la mar, en  este blog. Y a través de un distanciamiento -O Felix Culpa!- que me dio la perpectiva suficiente de ver claro como la luz el misterio de (alta) traicion que se escondió -hasta hoy- en el cristianismo primitivo, bajo el pretexto o la coartada de sacrificio (sic). 

Judeocristianismo -léase el fondo judío del cristianismo paulino-, clave última de explicación de la decadencia y del declive del catolicismo romano, secuela primera y principal de la Derrota Mundial (Salvador Borrego dixit) que selló el desenlace de la Segunda Guerra Mundial en el 45.

Dicho o depuesto todo lo que precede en nombre propio y en el de uno de mis mas próximos allegados perdido duirante años (en la flor de su juventud), predicando la buena/nueva -léase (Nietzsche dixit) "la peor de todas"- en las sierras taraumaras del Estado de Chihuahua, en una soledad desgarradora y atroz.  

Lecciones desde allí de dogma, de moral y de buenas costumbres? No por favor. Y mucho menos emplazamientos, avísos o amenazas indirectas o declaradas. Que no nos intimidan ni nos engañan. Y "Viva Méjico, cabrones!". Y Arriba España!!!


José Antonio Urquiza, cristero y descendiente de cristeros fundador de la Union Nacional Sinarquista (1937). Muerto muy joven asesinado La otra memoria de Méjico, condenada al olvido y a la relegación, por culpa del "star power" y de los viajes apoteósicos allí -años ochenta- del papa polaco cripto/marxista (Jean Paul II)



Escenas finales de la Cristiada (guerra cristera -1926-1929). Cristeros colgados a lo largo de las vías férreas para intimidar a la poblacion. Tiempo en España de la Dictadura que se desentendió (olímpicamente) del tema (liberalismo obliga, de los Primo de Rivera) (...) Y telón de fondo histórico de "El páramo en llamas", best-seller de Juan Rulfo y botón de muestra de realismo mágico, en los inicios o preludios del boom ("latino") de los 60. Fue a penas lo que (fatalmente) se siguió a haber depuesto aquellos las armas conforme a los Arreglos (1929) de los insurgentes con el gobierno mejicano bajo presión USA, y de los obispos mejicanos y de la Santa Sede vaticana. Innoble traicion. Que el papa Juan Pablo II quiso borrar de la memoria colectiva, gracias al "star power" y a  sus visitas apoteósicas, y procediendo --como Dios manda- a la rehabilitacion canónica y mediática de toda una jerarquía eclesiástica puesta allí en entredicho. Y en un silencio atronador (nota bene) de la historia mejicana, de su pasado español (...)  Canonización y beatificación de todo lo que no sonaba (o apestaba) a la Conquista, por favor. Que el fracaso de la (nueva y última) Cristiada selló la muerte de la Iglesia y del estado sacerdotal y clerical (que aquella traicionó) Y el nacimiento del sede/vacantismo precisamente en Méjico apunta (proféticamente) en esa direcciónMuchos mejicanos descendientes de cristeros asi lo vieron o así lo ven hoy, pero no todos ellos, como paso a explicar y a recordar y replicar en este blog.. En signo de denuncia, de la hipocresía magna y del Deshonor. En defensa propia, y por mi honor

 

ADDENDA (última hora) Dejo aquí a la atención de mis lectores un cuadro sucinto y en visión panorámica de los orígenes y expansión del sedevacantismo (lato sensu), fenomeno complejo y pese a su difusion a escala planetaria, objeto de desinformacion sistemática en la prensa "mainstream".

 

1971. Aparición de "La Nueva Iglesia Montiniana", del sacerdote mejicano JOAQUÍN SÁENZ Y ARRIAGA

7 mayo 1981. Consagración episcopal en Francia (Toulon) del reverendo Michel GUERARD DES LAURIERS (OP) -que fue mi profesor en el Seminario de Ecône-, a cargo de Mons. Pierre NGO-DINH-TUC, antiguo obispo de Hué (Vietnam) y hermano del presidente asesinado Ngo-Dinh-Diem 

 17 de octubre 1981. Consagración a cargo de Mons. Ngo-Dinh-Tuc, de los sacerdotes mejicanos, Moisés CARMONA y Adolfo ZAMORA, fundadores junto con el sacerdote Joaquin Sáenz y Arriaga, de la Unión Católica Trento allí.

 30 junio de 1988.  Consagraciones episcopales -sin previa autorización de la Santa Sede vaticana, pero dentro de la Sucesión apostólica- a cargo de Monseñor LEFEBVRE en el seminario de Econe, de Richard WILLIAMSON, Benard FELLAY (superior de la FSSPX justo después) , Bernard TISSIER DE MALLERAIS (que fue mi profesor también), y el sacerdote argentino (de padres españoles) Alfonso DE GALARRETA. La ceremonia de consagracion contó con la presencia y asistencia de Mons. Antonio de CASTRO MAYER, durante muchos años obispo de Campos (Brasil) y mentor y estrecho cooperador del profesor Plino CORREA DE OLIVEIRA, fundador de la TFP

19 de marzo 2015 Consagración episcopal en Brasil de Jean-Michel FAURE, a cargo de Mons. WILLIAMSON, uno y otro profesores míos en Ecône. Y Jean-Michel FAURE (francés de Argelia, pied-noir) fue fundador junto conmigo de la primera casa de la FSSPX en Buenos Aires. Mons. Williamson, por su parte, fue acusado más tarde de negacionismo -por sus declaraciones a una cadena de radiotelevisión alemana-, y objeto por parte del gobierno de Angela Merkel de una demanda de extradición. Y expulso por orden de la presidenta Cristina Fernández de la Argentina