ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!

ARRIBA ESPAÑA Y QUE SE J...PUIGDEMONT!!!
SEMPER IDEM

lunes, febrero 11, 2019

Pátina del Tiempo

Ya pasó, ya pasó ¿el qué, Juan?
El Domingo, con su "nada",
esa que vio (absorto) Umbral :
flor (gris) de desesperanza

Y es que se había ido (“evacuado”)
lo que más nos la ocultaba
¡El evento "más terrible"
de nuestra aciaga jornada!

Del que sólo me percaté
en lo alto de la montaña
A la que huí despavorido
raudo, y a marchas forzadas

como un Zaratustra (en joven)
después de la caida mala,
cuando estalló en mi todo añicos
¿El qué, Juan? (¿ cosas sagradas?)

Eso creí yo casi hasta hoy
Cual la infancia bien amada
Hasta que se me fue el velo
Y vi (de frente) a la Nada

que me acometió despacio
y cegaba y deslumbraba,
y en lo más hondo y negro.
de nuevo yo despertaba

Y vi la Vida, la mía,
cual fue, no tan desgraciada,
Y la Historia de mi vida
de mi vida y de mi alma

Cual flor de cerezo al caer
Que huirá en silencio, callada,
Despegándose suave
A la luz de la alborada,

y al Amanecer de una vida
-¿desierto de noches blancas?-
en el medio de los míos
¡cuerpos nobles, puras malvas!-,

Y eso es lo que te ofrezco ¡femme!:
la llama de mi esperanza,
y la pátina, en mi rostro,
que el Tiempo me dejó (y la Raza) (…)

COLÓN, EL VUELCO TRIUNFAL

Guerra de cifras -y de nervios- en torno a fotos como ésta. Pero hay que rendirse a la evidencia: la plaza de Colón, (desbordantemente) llena. Lo que hace perder a algunos (o algunas) los papeles, y lo que no escapa a la prensa extranjera (por ejemplo, a la belga flamenca) Un vuelco triunfal de la situación ¡Ya era hora!

viernes, febrero 08, 2019

MONTSERRAT: HIMMLER TENÍA RAZÓN

23 de Octubre de 1940. Heinrich Himmler presente en el monasterio de Montserrat en su segunda visita a Cataluña. La primera a poco de terminar la guerra civil (junio de 1939) cuando fue recibido en olor de multitudes y en medio de un entusiasmo y delirio indescriptibles a su paso por la Diagonal en Barcelona: En la foto, el jerarca nazi saluda a uno de los monjes –no al abad (ausente del encuentro)-, Ripoll, que hacia de intérprete. Al fondo, el general Ordaz(*). A cierta distancia, en el margen izquierdo de la foto, un sonriente -y complaciente- Aurelio Escarré (futuro prior hasta que Franco lo mandó al exilio). Según una de las versiones que se han transmitido del evento hasta hoy Himmler denunció los abusos sexuales de menores a manos de eclesiásticos, que era uno de los principales agravios que enfrentaba al régimen nazi con la iglesia católica en Alemania. Lo que fue rotundamente negado (cual vestales indignadas) por los monjes catalanes. Y cualesquiera que sean los chascarrillos y chismes y leyendas que se perpetuaron hasta hoy del `paso del jerarca nazi por Cataluña, hay que rendirse a la evidencia ochenta años después que la Historia y la crónica de actualidad de los últimos días ha dado la razón (más que de sobra) a los nazis en aquel contencioso ideológico -y espiritual- tan crucial y trascendental –y tan doloroso y desgarrador- con el catolicismo romano. La moraleja de esa historia nos la ofrece Nietzsche en el Anticristo, en su cuarto mandamiento (sic) de la ley contra el cristianismo (en el epilogo de la obra) Como un convidado de piedra : “Predicar la castidad es una incitación a obrar contra natura. Despreciar la vida sexual, mancharla con la noción de lo impuro, ese es el verdadero pecado contra el Espíritu Santo. El de la Vida” (Palabra de Dios, te alabamos señor) O eso otro de la peste sexual (sic) que denunciaba Goebbels –igual que un leit motif primero y principal en todo lo referente a la sexualidad de la propaganda nazi- como una lacra judeo-cristiana
Los grupos scouts que con el plácet eclesiásticos hacían el boicot y rivalizaban con el Frente de Juventudes en Cataluña, como testimoniaba uno de los falangistas catalanes (de cuyo nombre prefiero no acordarme) que los llevaba (o eso decía él) -él y sus camaradas- por el camino de la amargura, salen ahora a relucir otra vez, no por el plumero de separatistas que se lo tenían bien ganado y adjudicado desde entonces –aunque fuesen entonces mayormente de victimas de aquellos- sino por encontrase ahora en el ojo del ciclón o en el vértice del torbellino que acaba de estallar y saltar a los grandes titulares de los medios de los abusos sexuales a manos de eclesizasticos –vieja historia que sale solo ahora a la luz que se remonta a hace mas de cuarenta años-, que tiene de epicentro nada menos que a los grupos scouts de la abadía de Montserrat, ciudad santa del nacionalismo catalán (separatista), por un lado, y por otro, al Arzobispo de Tarragona, de principal protagonista, sucesor de Vidal y Barraquer (un respeto) que iba entonces de Primado de España durante la Republica, -porque la sede primada no era para ellos Toledo sino Tarragona, la Primada (como ellos decían y escribïan) Pujol de su nombre (y no miento) y con él, otros casos de ese tipo de escándalos sexuales desperdigados por toda la geografía catalana. Y el escándalo estalla precisamente al borde del estallido de la actual situación en Cataluña,

miércoles, febrero 06, 2019

Proa a la Mar

Un punto de apoyo, sólo uno,
¡Y moverás el mundo Juan!
Con tus sueños y tus planes
en A o en B ¡qué más te da!

O planes, o el sitio fijo
o el hoyo (hobbit) cordial
donde bien poder forjarlos
fijando rumbos, proa a la mar

Y el mirador cara al cielo
como en cuentos de Peter Pan
o del mapa/mundi (antiguo)
abierto de par en par

Y es lo que al final yo logré,
los ojos en el no va más:
mar de “sueños imposibles”
(díceme la rubia fatal)

Cuando todos me olvidaban
y echábanme tierra (sin más),
puesto siempre en la picota,
si lo viera mi padre (¡oh papa!) (...),

que quiso forjarme un futuro
y lo hipotecó (sin pensar):
lote de una “generación perdida”
(d’enfants) dispersada aquí y allá

Solos en el ancho mundo
(¡pobres!) bajo el cielo astral:
cuando me miro al espejo
temprano (hora del afeitar)

Un espejo como muerto
pavorosamente espectral,
pero en un ángulo al fondo,
la estrella (y luz) de tu mirar

y de tu risa traviesa
y negra como un lunar,
tan tuna y enigmática
que me dice: "¡espérame, Juan!"

¡Y juro que te esperaré
Aunque las cosas tornen mal!:
mi propósito firme y fiel
(¡A la hora del despertar!)


domingo, febrero 03, 2019

HISPANOAMERICA Y LA ALEMANIA NAZI

Crucero (acorazado) alemán Almirante Graf Spee. Batalla del Río de la Plata (13 diciembre 1939), frente a la capital uruguaya. Fue de la primeras de las grandes batallas navales de la Segunda Guerra Mundial que impactó en profundidad la opinión publica de los países del otro lado del Atlántico y grabó hondo su memoria colectiva (hasta hoy) El Graf Spee, atacado por varios navíos aliados, consiguió atracar, tras furiosos combates, en el puerto de Montevideo, lo que prueba e ilustra la particularidad de la diplomacia del Uruguay aquel entonces ("la Suiza de América"), de neutralidad oficiosa –y pactada a favor del Eje-, que fue la regla en la mayoría de países neutros, sobre todo en Hispanoamérica. Como lo ilustra la memoria de sus políticos, lo que parecen poner de relieve ahora las declaraciones de Pepe Múgica sobre la crisis venezolana.
José (Pepe) Mújica, un caso de lo mas curioso. El de este político uruguayo, excéntrico y curioso en verdad. Curioso y extraño a la vez. Que quien me iba a decir que iba acabar dando crédito o prestando oídos a un antiguo tupamaro, que en aquellos tiempos cuando estuve por allí, en el Uruguay –segunda mitad de los setenta-, me parecían encarnación del mal absoluto (o casi) y ahora en cambio me llama la atención lo juicioso y original a la vez de lo que vengo leyendo u oyendo desde hace tiempo de este ex –”tupa” (de ascendencia nota bene vasca e italiana) que llegó a ser –después- presidente de la república en su país, y es a través de salidas con las que viene a salpicar sus declaraciones en los medios, que me sorprenden por lo ingenioso y por el estilo personal (en sus formas de comunicación) muy suyo y no menos castizo o americano/castizo por decirlo asi, mucho más cercano y más mío (así lo siento) que los pan/hispanismos (sic) –tan inhóspitos y pretenciosos las más de las veces, en vocabulario y en ortografía y en prosodia (o pronunciación) y demás- que la RAE trata de vendernos desde hace mucho. Y ahora me sorprende agradablemente en verdad con el anuncio de su tentativa de mediación (con condiciones) en la crisis que atraviesa Venezuela y en la campaña internacional -y sin precedentes- desatada contra el régimen de Nicolás Maduro.

viernes, febrero 01, 2019

YOLANDA COUCEIRO (CARTA ABIERTA)

Bachar-al-Asad, chivo expiatorio apestoso y apestado para todos o casi todos los medios en España, con las primaveras árabes y la guerra en Siria, y coartada como anillo al dedo de algunos, tras su victoria. Pero (sed contra), su Islam alauí se reenlaza históricamente con el Islam minoritario que se alió con los europeos en tiempos de las Cruzadas. La excepción que confirma la regla. Nada que ver con el Islam neo-“matinal” (de conquista y guerra santa, de confesión suní) mayoritario, dominante y arrogante e insidioso y prepotente (y amenazante), por detrás –los días que corren- de la invasión de Europa. Que no nos escatima sus maniobras de intimidación (o demostraciones de fuerza) como esta ocurriendo ahora (…) Piense lo que piense la derecha de la derecha (alt right) americana sobre el tema. ¿O va a resultar al final que la ley (orgánica) de la Libertad Religiosa (junio de 1980), copiada de la declaración "Dignitatis humanae" del Concilio Vaticano Segundo -la más progre de todas- sobre el tema, no sólo sirve para enterrar -o arrojar a la alcantarillas de la Historia- al estado/confesional y a la España católica, sino para proclamar el Estado Islamico (sic) y perseguir insidiosamente a los que le combaten? ¡Para un viaje así, querido Sancho, no necesitábamos alforjas!
Yolanda Couceiro Morin y la empresa periodística, familiar a todas luces –herederos del desaparecido Minuto Digital- de la que forma parte, me merece todos los respetos, vaya dicho de entrada. Y es por ser los únicos o casi que me brindaron palabras de apoyo y gestos de solidaridad y brazos abiertos en los medios patriotas aunque solo sea. Dicho como curándome en salud, y a la vez con toda franqueza, al comienzo de estas líneas, y es que su articulo sobre el Islam y los musulmanes –a modo de puntualización o aclaración (sic) de anteriores opiniones suyas sobre el tema- amén de haber levantado ampollas me pone a mí en el brete o en el dilema de tener que contradecirla, y hacerlo además en publico por todo lo que esta en juego –y en (grave) peligro- sobre el tema. Los musulmanes (sic) no son todos son iguales y la Sharia o ley islámica (sic) no es lo mismo que la interpretación que de ella hace -minoritaria o mayoritaria- la inmigración musulmana en Europa. Esas son las dos ideas fuerzas de su último escrito como una especie de alegato del que la unanimidad insólita en el tono y en el contenido –mas exaltados y animosos aún los unos que los otros- suscitada  en comentarios de la Red, en su contra, le estarán haciendo pensar y reflexionar, estamos seguros de ello, a estas horas, esa al menos es nuestra apuesta. Invasión de Europa, eso es a lo que estamos asistiendo.

lunes, enero 28, 2019

Cisne de Nieve

Flotando silencioso
Igual que una serpiente
plácida ahí en el estanque,
o igual que un cisne de nieve

blanco, sí, como aquel cisne
y esbelto y resplandeciente
imagen de mi amor por ti
mujer ¡mi bella durmiente!

que se escurre sigiloso
discreto (a fuer de prudente)
entre las mil y una aristas
que tu enciendes ¡yesca ardiente!

que tanto daño me hicieron
e hirieron (como al agua fuerte)
sin conseguir rendirme ¡oh no!
ni a mí ni a mi amor valiente

Y surqué las aguas heladas
sereno aunque doliente
y más esbelto que nunca:
salvé el honor ¿No se siente?

El honor de mi yo (mismo)
Y el honor de mi amor (¡presente!)
que a ti te ofrezco, princesa
en envoltorio de Oriente

Como de unos reyes magos
de astros y luceros verdes
que lucen en el horizonte
desafiando a la Muerte

que me espía y me acecha
en este invierno que muere
como murieron mis astros
(¡vida ingrata, triste suerte!)

uno detrás de otro
Y la Ciudad quedó pendiente
y a espera de tu luz ¡Blancor
mi amor, de tu tez ¡y dientes!

mujer blanca y oscura
tierna…y dura de repente
Que no me das miedo ¡oh no!
Sólo ganas de morderte

(Hasta que se te abran los ojos
Y dejes de ver en mí un juguete)